24 de Feb de 2020

Economía

Productores a prueba

PANAMÁ.. El Tratado de Promoción Comercial (TPC) de EEUU y Panamá abre la oportunidad hoy a los productores locales del agro y a otros, ...

PANAMÁ.. El Tratado de Promoción Comercial (TPC) de EEUU y Panamá abre la oportunidad hoy a los productores locales del agro y a otros, de exportar sus rubros al mercado estadounidense libres de arancel.

Pero también el TPC trae la difícil realidad de que los productos de EEUU vendrán con los años a la plaza panameña a cero arancel, compitiendo con los locales.

El mercado panameño se abrirá paulatinamente en 20 años. Entonces, habrá libre arancel para los productos de ambos países que se negociaron en el TPC. Por ejemplo, la papa y la cebolla estadounidense ingresarán a Panamá en 11 años a bajo impuesto e irán disminuyendo su gravamen hasta llegar con los años a 0%.

Antes de esto, el escenario marca beneficios para el país, dijo Diana Salazar, viceministra de Negociaciones Comerciales de Panamá, ya que con excepción del azúcar, los lácteos y la carne -que tienen disposiciones especiales- todos los productos panameños del agro y la pesca tienen 0% de arancel de exportación hacia EEUU.

A los agricultores como Virgilio Saldaña, presidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas en Chiriquí, el TPC no les crea un efecto inmediato, ya que están cosechando la papa, cebolla, zanahoria y legumbres en general para consumo local y no para envíos; están, además, abrumados por las pérdidas que les dejan las lluvias.

Junto a Saldaña, conocedores del agro panameño como Máximo Gallardo, expresidente de la Asociación Panameña de Exportadores y oriundo del sector productivo de Boquete, los productores locales tienen razones para estar preocupados.

‘El TPC nos sorprendió y no estamos preparados para esta oportunidad, ahora debemos asegurarnos de que en productos como el arroz, maíz y el café, seamos autosuficientes, para luego optar por exportar un poquito de esto’, señaló Gallardo.

Tras la firma que faltaba del presidente estadounidense Barack Obama al TPC, ambos países entrarán a una fase de adaptación que podría alcanzar los nueve meses, de acuerdo con el sector privado panameño.

Sobre los temores de algunos productores, Salazar reconoció que la productividad -tanto del que exporta como el que produce en Panamá- hoy está a prueba en el mundo, no por el TPC, sino por la globalización.

Al final para los próximos meses al sector productivo del país le tocará marcar el paso para poder aprovechar las ventajas que trae el TPC en los siguientes años.