Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Economía

México y Brasil negocian acuerdo

BRASILIA. Los gobiernos de Brasil y México retomaron ayer en Brasilia las conversaciones para revisar el Acuerdo de Complementación Econ...

BRASILIA. Los gobiernos de Brasil y México retomaron ayer en Brasilia las conversaciones para revisar el Acuerdo de Complementación Económica automotriz, informaron fuentes oficiales brasileñas.

Esa es la segunda ronda de negociaciones en menos de un mes, luego de que un primer encuentro a inicio de febrero concluyó sin acuerdos sobre las cotas para exportaciones e importaciones, entre otros puntos.

Por el lado de Brasil, encabezan la representación los ministros de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, y de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Fernando Pimentel. Por su parte, la delegación de México es liderada por la canciller Patricia Espinosa y por el secretario de Economía, Bruno Ferrari.

La reunión en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería brasileña, se desarrolla en tres etapas: una primera en la que todos participan; la segunda, sólo para los técnicos, y la tercera, en la que los ministros cerrarán los debates.

La revisión del régimen automotriz, que está vigente desde 2002, fue solicitada por Brasil en enero, con el argumento de que los términos del acuerdo estaban perjudicando a los productores brasileños.

Actualmente, el intercambio comercial entre los dos países es de cerca de $8,500 millones anuales, de los cuales 40% corresponden al sector automotriz, con saldo negativo para el país sudamericano por primera vez en 2011. El régimen bilateral autoriza la importación de vehículos, piezas y autopartes en ambos mercados con reducción de impuestos, y establece un porcentaje mínimo de nacionalización de los vehículos comercializados. el acuerdo permite a México -como también ocurre con los miembros del Mercosur, Argentina, Paraguay y Uruguay- vender en Brasil automotores sin pagar la tasa de importación de hasta el 35% que se cobra a los autos que llegan desde fuera de esos países.

Esas condiciones hicieron que México se convirtiera en el tercer mayor proveedor de automóviles al mercado brasileño, y aunque las mismas reglas valen para los dos países Brasil y México para la ventas de automotores en el mercado mexicano, en la práctica no tuvieron el mismo efecto sobre las exportaciones a aquel país.

Para equilibrar la balanza comercial y evitar la ruptura de la sociedad, el gobierno brasileño solicitó negociar algunas cláusulas entre ellas la exigencia de una mayor participación de contenido regional .

México reiteró que es necesario que ambos países continúen trabajando para avanzar hacia una relación económica y comercial más profunda, basada en reglas claras y confianza mutua a partir de lo logrado hasta ahora en el proceso de integración bilateral.

México y Brasil son las economías más grandes de la región latinoamericana en términos de población y de Producto Interno Bruto. México reconoce la relevancia del mercado brasileño para las exportaciones y las inversiones mexicanas.