Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Economía

Controlan rabia bovina en Bocas

PANAMÁ. Más 2,000 animales de la provincia de Bocas del Toro fueron vacunados, debido al brote de rabia paralítica bovina también conoci...

PANAMÁ. Más 2,000 animales de la provincia de Bocas del Toro fueron vacunados, debido al brote de rabia paralítica bovina también conocida como derriengue. El primer caso se reportó en la finca ganadera, El Silencio, ubicada en las riberas del río Changuinola.

Tras la comprobación del brote, ocasionado por el murciélago hematófago (desmodus rotundus), se puso en marcha un plan para controlar la posible aparición en las fincas cercanas.

Durante los monitoreos que ha realizado el MIDA se capturaron un total de 36 murciélagoos en las 11 fincas que se encontraban en un radio de 5 kilometros a la redonda del área afectada.

Según Manuel González, director de Salud Animal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) se vacunaron los animales (vacunos y equinos) de otras 11 fincas en Changuinola. Además, se capacitó a los productores para que estén vigilante ante cualquier cambio en sus animales y se puso a disposición de los ganaderos pomada anticoagulante para las heridas que causan los murciélagos.

Faustino Martínez, miembro de la Asociación Nacional de Ganaderos, capítulo de Bocas, señaló que tras la vacunación que hizo el Ministerio de Salud en conjunto al Ministerio de Desarrollo Agropecuario se puso en cuarentena la finca en la que se originó el brote, por lo que no podrá salir y entrar ningún animal.

La res, en la que se manifestó el primer brote, murió.

La enfermedad se produce por la mordedura del murciélago hematófago que provoca una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso central de los naimlaes, los que mueren en la mayoría de los casos.