Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Economía

Las razones para temerle a España

MADRID. España padece una recesión que se agudiza, y el número cada vez mayor de los gobiernos regionales que buscan medidas de salvamen...

MADRID. España padece una recesión que se agudiza, y el número cada vez mayor de los gobiernos regionales que buscan medidas de salvamento únicamente viene a aumentar los problemas de un gobierno que ya brega por auxiliar a su vacilante sistema bancario.

A continuación, cinco motivos que asustan a los inversionistas sobre España:

Durante la burbuja inmobiliaria en España, las 17 regiones semiautónomas del país recibieron la mayor suma de ingresos de ese sector, pero el mercado se derrumbó, el país cayó en recesión y esas zonas ya no pueden pagar sus facturas ni solventar sus deudas.

Nadie sabe cuánto dinero necesitarían las regiones, aunque el periódico El País consideró que tienen deudas por 140 mil millones de euros y que 36 mil millones deben ser refinanciados este año. España podrá contar con 18 mil millones de euros, pero si necesita más habrá de emitir deuda con tasas perjudiciales para Madrid o pedir un rescate.

SE REPITE LA HISTORIA

España sufre su segunda recesión en tres años y uno de cada cuatro habitantes está sin empleo, aunque la tasa llega al 52% entre los jóvenes menores de 25 años.

El ministerio de Finanzas reveló que la contracción económica en 2013 será más pronunciada que la prevista, lo cual demora la recuperación del empleo.

En lugar de una expansión económica de 0.2% para el año próximo, el gobierno pronostica ahora una contracción de 0.5%. Para este año, espera una reducción menor de 1.5% frente al 1.7% calculado inicialmente. España no indicará antes de septiembre una cifra precisa sobre cuánto necesitarán los bancos, y hasta entonces se sabría si son suficientes los 100 mil millones de euros aprobados por las otras 16 naciones de la eurozona para ese fin.

Los ministros de finanzas de la zona del euro anunciaron el viernes que aprobaron los términos del rescate, pero persistió el desasosiego en los mercados debido a que el gobierno es el responsable de pagar el rescate.

La posibilidad de que esa responsabilidad sea transferida a los bancos podría tardar años. Sólo ha intensificado la inquietud de los inversionistas sobre la situación financiera de España. Las dos terceras partes de los bonos del gobierno español están en manos de bancos, fondos de pensión y empresas aseguradoras del país, por encima del 50% del año pasado. Ese incremento drástico es una clara señal de una rápida reducción en la demanda externa de deuda española.

DEUDA

España ha colocado en este año 59 mil millones de euros en bonos de un total de 86 mil millones programados para 2012.

Los observadores del mercado temen que el país y su banca contraigan una dependencia mutua: el gobierno emite deuda -que en su mayor parte es comprada por sus bancos- para luego usar el dinero de la venta en ayudar a su banca con el fin de que ésta pueda adquirir más deuda gubernamental.

RAJOY ACTÚA

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha recrudecido la austeridad con la intención de evitar que el país llegue a pedir un rescate financiero.

Las nuevas medidas de Rajoy fueron las más controversiales: un aumento pronunciado en el impuesto al consumo y la eliminación de uno de los 14 pagos anuales que reciben los servidores públicos.