Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Economía

Panamá defiende su sector servicio ante la OMC

PANAMÁ. Panamá participa en Ginebra, Suiza de las negociaciones de un Acuerdo Plurilateral de Servicios en el marco de la Organización M...

PANAMÁ. Panamá participa en Ginebra, Suiza de las negociaciones de un Acuerdo Plurilateral de Servicios en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para negociar barreras más bajas sobre el comercio de servicios.

En la reunión en la cual participa el 70% de los países que representan la economía global, se establecen las metas posibles en reformas comerciales, en contraste con los diálogos ambiciosos de la Ronda de Doha, que fracasaron el año pasado.

Según el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Ricardo Quijano, el país solicitó estar presente en la mesa de Doha como nación subdesarrollada, ya que existen temas acordados ante la OMC que no se cumplen por los países desarrollados.

Es el representante por Panamá, Alfredo Suescum A., embajador permanente del país ante la OMC, quien deberá defender la posición del país de que se rompan los paradigmas de proteccionismo de algunos países, declaró el funcionario.

Quijano dice que Panamá cuenta con una logística y conectividad envidiable y, por tanto, hay que resguardar sus intereses de aquellos países desarrollados que imponen barreras comerciales.

‘Subsidiar a la industria, a la agricultura e inclusive a los productos procesados, le resta competitividad al país y eso no es justo, ya que quedamos en gran desventaja con esas economías’, agregó.

El comercio de servicios de Panamá creció entre 2010 y 2011 en 10.3% (de 3.4 a 3.7 mil millones de dólares), mientras que las exportaciones lo hicieron en un 18% (6 a 7.1 mil millones de dólares).

La negociación la conforman cinco países de América Latina: México, Costa Rica, Colombia, Perú y Chile; así como otros socios comerciales con los cuales se ha negociado o se negocia un tratado de libre comercio, como es el caso de la Unión Europea, Noruega y Suiza (como parte de los países del EFTA), Singapur y Taiwán.

En una entrevista a la agencia de noticias Reuters el ministro de Comercio de Australia, Craig Emerson manifestó que es mejor gastar muchos años obteniendo el acuerdo perfecto que acordar algo que no es conveniente.

‘Esa ha sido una de las características definitorias de la Ronda de Doha, que no nos llevó a ningún lado’, dijo el ministro.

El nuevo pacto involucra a 46 países y podría afectar a una amplia gama de sectores —desde la banca y los seguros al transporte aéreo y la atención a la salud— que ahora están regulados por reglas que no son fácilmente transferibles de un país al otro. Hasta ahora, los que favorecen la iniciativa han estado divididos sobre la forma de implementarla. Estados Unidos buscaba un acuerdo ‘de mucha calidad’ que cubra todo lo que no está excluido en forma explícita. Sin embargo, la Unión Europea quiere un diseño más simple que podría resultar más conveniente para los nuevos miembros, con el objetivo eventual de convertirse en ‘multilateral’, es decir de incluir a los 157 miembros de la OMC.