02 de Oct de 2022

Economía

Sin acuerdo sobre supervisión

BRUSELAS. Los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) no se pusieron de acuerdo, una vez más, sobre un mecanismo de supervisión b...

BRUSELAS. Los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) no se pusieron de acuerdo, una vez más, sobre un mecanismo de supervisión bancaria para la zona euro y decidieron volver a reunirse el 12 de diciembre. ‘Creo que nos acercamos a un acuerdo’, declaró el ministro chipriota, Vassos Shiarly, cuyo país asume la presidencia temporal de la UE. Pero ‘aún quedan varios problemas que resolver’, admitió.

‘Propongo que volvamos a reunirnos el día 12 de diciembre’, dijo al final de la reunión de ministros de finanzas de la UE para zanjar este tema. España se alineó junto a Francia, Italia para defender la creación rápida de este supervisor único para la banca europea, ‘pieza fundamental’ para la recapitalización directa del sector financiero, ante Alemania, Suecia o Reino Unido que prefieren tomarse un tiempo para solucionar cuestiones técnicas.

Pero las diferencias más grandes fueron planteadas entre los 17 países de la zona euro y los 10 restantes de la UE, que no quieren quedar fuera. ‘La unión bancaria es fundamental para disipar todas las dudas sobre el futuro de la unión monetaria’, indicó el ministro español de Economía, Luis de Guindos, un día después de que el Eurogrupo aprobara el desembolso de 39,500 millones de euros para el sector financiero español, último paso del procedimiento para recapitalizar la asfixiada banca del país.

Y una vez que exista el supervisor único, bajo la égida del Banco Central Europeo (BCE), la zona euro podrá iniciar la recapitalización directa de los bancos amenazados, sin que la inyección de capital engrose la deuda pública de los países afectados. Pero De Guindos cree que de momento, esto no es un problema para España ya que insiste en que el préstamo de la zona euro para sanear la banca equivale a un 3.5% del PIB español, lo cual es manejable. ‘Nosotros no miramos en este aspecto los intereses concretos de un país, sino que estamos mirando los intereses del conjunto’, añadió. Pero parece difícil que los europeos se pongan de acuerdo para la creación de este mecanismo destinado a evitar una crisis similar a la que afecta a Europa desde 2010.

En ese sentido, el ministro sueco Anders Borg aclaró que ‘hay mucho camino que recorrer’ antes de llegar a un acuerdo.Justamente, Suecia es junto a Alemania, Austria y el Reino Unido, uno de los países de la Unión Europea que más obstáculos ha puesto a la creación rápida de este mecanismo.