Temas Especiales

28 de May de 2020

Economía

La DGI, más cerca de ser una entidad autónoma

PANAMÁ. La idea de elevar la Dirección General de Ingresos (DGI) a Autoridad Nacional de Impuestos Públicos (ANIP) no es nueva. La propu...

PANAMÁ. La idea de elevar la Dirección General de Ingresos (DGI) a Autoridad Nacional de Impuestos Públicos (ANIP) no es nueva. La propuesta se estuvo cocinando en los pasillos del Ministerio de Economía y Finanzas y hasta un diputado de la bancada opositora la propuso en el 2012. Ahora la propuesta que el martes, avaló el Consejo de Gabinete elevará los estándares de la entidad.

Luis Cucalón, director General de Ingresos, ofreció ayer una entrevista al programa radial La Hora 6, donde manifestó que la propuesta de elevar la DGI al nivel de autoridad abarca tres cambios puntuales: la elección de funcionarios por concurso, un presupuesto del 1% de la recaudación del año anterior y la permanencia de hasta siete años del administrador.

En resumen, con la ANIP se aplicarían mejores prácticas en cuanto a recaudación tributaria. No obstante, se conoció que su borrador se encuentra en Presidencia, debido a que se le hacen los correctivos aprobados durante la sesión del Gabinete para su posterior sustentación en la Asamblea Nacional.

A diciembre las recaudaciones subieron 26% al compararle con 2011, lo que implica un total de $4,701 millones. (ver gráfica)

En su cuenta de Twitter, Cucalón dijo que la norma debe ser ley de la República para que luego el Presidente designe a quién va a recomendar como director.

Para el abogado y expresidente de Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá Adolfo Linares, ‘la esencia de la propuesta no es mala, pues es una tendencia mundial para profesionalizar y despolitizar la gestión tributaria’. Sin embargo, cree que ha habido poco debate sobre el tema por parte de las autoridades y ya se está hablando de un proyecto de ley.

Aclaró que la entidad debe fungir como recaudadora y no como administradora, tal como se planteó en un proyecto presentado anteriormente.

A Linares le preocupan las improvisaciones y los mensajes ‘errados’ de esta administración, ya que durante la gestión de Cucalón, el Gobierno ha introducido 11 reformas al Código Fiscal, lo que significa cientos de cambios en la forma de tributar.