01 de Dic de 2021

Economía

El Canal resiente crisis económica de usuarios

PANAMÁ. Debido a la desaceleración del comercio marítimo internacional este año, el Canal de Panamá podría registrar una baja de aproxim...

PANAMÁ. Debido a la desaceleración del comercio marítimo internacional este año, el Canal de Panamá podría registrar una baja de aproximadamente cuatro millones de toneladas, contrastando con la proyección de 2013 de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

El decrecimiento en el movimiento de carga se reflejará a partir de marzo y posteriormente en junio próximo, aseguró ayer Jorge Luis Quijano, administrador del la ACP, en el marco del foro Panama Maritime. Según las proyecciones, será el segmento de contenedores el más afectado.

La crisis económica de Europa y la lenta recuperación de Estados Unidos y de China —que incrementó su comercio con Asia— son los factores que más pesan sobre el movimiento de carga que transita por el Canal.

Estados Unidos y China se encuentran entre los principales usuarios de la vía interoceánica.

Este año se prevé que el tránsito por el Canal genere 327 millones de toneladas en carga, en lugar de los 331 millones proyectados en el presupuesto de la ACP.

Quijano aseguró que aunque es prematuro, hasta ahora las cifras reflejan que no habrá un nuevo récord, tampoco se estará cerca de las 333.7 toneladas registradas el año pasado.

Aún no se han hecho los cálculos de cuánto significará la baja en términos de dinero; sin embargo, ya se están tomando las medidas para contrarrestar la situación, entre las cuales se contempla la disminución del gasto. ‘Este año está muy difícil’, reconoció Quijano, pero espera que al final los aportes al Estado no sean afectados.

El administrador aclaró que aunque se esté por debajo de las proyecciones, se conseguirá una cifra mayor al 2011, cuando se movieron 322 millones de toneladas.

Durante 2012 cruzaron 333.7 millones de toneladas CP/SUAB (Sistema Universal de Arqueo de Buques del Canal de Panamá), lo que generó cerca de $1.7 billones en ingresos por peajes para la ACP y se aportó $1,032 millones a las arcas del Estado —la contribución más alta en los 13 años desde que el Canal retornó a manos panameñas—.