Temas Especiales

19 de Apr de 2021

Economía

Grecia tiene gas y apuestas

ATENAS. Grecia cuenta con sus compañías de gas y apuestas para reanimar un plan de ventas de activos del estado que sostiene 240,000 mil...

ATENAS. Grecia cuenta con sus compañías de gas y apuestas para reanimar un plan de ventas de activos del estado que sostiene 240,000 millones de euros ($310,000 millones) de ayuda extranjera.

El Fondo de Desarrollo de Activos de la República Helénica estima que recibirá ofertas por la operadora de lotería Opap SA, el monopolio de gas Depa SA y la operadora de red Desfa SA para fines de abril, dijo Ioannis Emiris, máximo responsable ejecutivo del organismo de privatizaciones.

Los ingresos constituirán el grueso de los 2,300 millones de euros que Grecia necesita obtener de ventas este año, dijo.

‘No hay vuelta atrás’, dijo Emiris en una entrevista realizada el 13 de marzo en su oficina en Atenas. ‘Es un programa que debe instrumentarse. Se ha decidido por ley y ya ha comenzado. No hay forma de detenerlo’.

El programa ha avanzado a tropezones desde que los acreedores, entre ellos el Fondo Monetario Internacional, presionaron al gobierno para que se comprometiera a obtener 50,000 millones de euros en lugar de 7,000 millones mediante la venta de activos que van desde islas hasta aviones. El plan es vital para pagar una deuda que amenazaba con provocar la salida de Grecia de la zona del euro el año pasado.

Excluida de los mercados de bonos desde abril de 2010, Grecia es el único país que recibió dos paquetes de rescate de la zona del euro y el FMI conforme la oposición pública a los recortes salariales y de jubilaciones retrasaba el ritmo de las reformas económicas prometidas. Los préstamos a Atenas quedaron congelados en junio en tanto crecía la oposición de los votantes a la austeridad fiscal.

Las ventas están ahora destinadas a demostrar que Grecia tiende la alfombra roja ante los inversores, dijo Emiris, que quedó al frente del organismo privatizador en julio del año pasado, luego de un cambio de gobierno después de dos elecciones.

‘Depa y Opap son las más importantes’, dijo Emiris, que tiene 49 años. ‘Si todo sale bien con esas dos, obtendremos la mayor parte del objetivo de ingresos’.

Los partidos opositores al rescate ganaron apoyo entre los votantes griegos el año pasado y obligaron a suspender las ventas de activos.

El primer ministro, Antonis Samaras, emergió al frente de una coalición de tres partidos que se inclinaban por permanecer en la zona del euro. El 6 de julio dijo que las ventas de activos acordadas con la llamada ‘troika’ de acreedores eran una prioridad de su gobierno de coalición.

El progreso ha sido lento. El FMI advirtió en enero que el gobierno tenía que igualar ‘los resultados con la retórica’ y calificó de ‘en extremo decepcionante’ el desempeño hasta ese momento. Las ventas de activos se revisaron a la baja, a 22,000 millones de euros para 2020, en lugar de los anteriores 45.000 millones de euros.

Este año Grecia obtendrá unos 2,600 millones de euros, y 2,300 millones de euros procederán de nuevas ventas, dijo Emiris.