Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Economía

‘Alza de calificaciones llega a su fin en Latinoamérica’

PANAMÁ. En las últimas semanas los ojos financieros se han concentrado en Chipre, el nuevo epicentro de la convulsión económica que vive...

PANAMÁ. En las últimas semanas los ojos financieros se han concentrado en Chipre, el nuevo epicentro de la convulsión económica que vive Europa que no ha logrado establizarse.

Estados Unidos, por su parte, ha mostrado algunos avances en cuanto a ciertos indicadores importantes, como cifras de empleo o del sector inmobiliario, ayudado por el estímulo que continúa dando la Reserva Federal, que la semana pasada tomó la decisión de seguir con las tasas a su más bajo nivel y mantener la recompra de bonos del Tesoro.

América Latina ha permanecido como ‘la cenicienta’ en el último quinquenio, con crecimientos del Producto Interno Bruto (PIB) envidiables en la mayoría de los países.

Las dificultades financieras provocaron lluvias de rebajas de las calificaciones de riesgo de España, Grecia, Italia y hasta de Estados Unidos, que recibió de Standar & Poors (S&P) una disminución de ‘AAA’ a ‘AA+’ en el 2011.

Los países latinoamericanos en ese mismo período no solo lograron ver aumentar sus notas, sino que alcanzaron el ansiado grado de inversión, un reconocimiento que los ubica en el grupo de países considerados como confiables en sus pagos.

En su caso, Panamá obtuvo su grado de inversión en medio de las turbulencias económicas que azotaban al mundo (2010) y desde la fecha ha logrado dos alzas más por parte de las tres calificadoras Fitch Ratings, Moody’s y S&P. El mayor impulso fue, sin duda, el crecimiento económico que en promedio ha estado por arriba del 7%.

Perú es otro de los países de la región que logra ser considerado grado de inversión en este período de tiempo.

LLEGAR A LA ‘A’

Sin embargo, todo parece indicar que subir el escalón que los lleve a la máxima nota ‘‘A’’ ya no será tan fácil para los países.

No solo deben consolidar sus crecimientos económicos, ahora los ajustes apuntan a temas como mejoras en la institucionalidad y también en transparencia.

En el último informe publicado por la calificadora Moody’s titulado ‘‘Los fuertes se harán más fuertes y los débiles más débiles’’ se indica que ‘el ciclo de aumentos a las calificaciones soberanas muy probablemente esté llegando a su fin’.

La gran mayoría de los países de la región seguirán manteniendo perspectiva estable. Las razones apuntan a que el crecimiento económico logró avanzar en los diversos retos que afrontaban, como sus ‘débiles’ marcos institucionales o ‘estrechas’ bases tributarias La perspectiva de Moody’s para América Latina y el Caribe soberanos para 2013 se mantiene estable en su conjunto.

EL ESCENARIO DE PANAMÁ

Desde la perspectiva de Moody’s, el país ha mostrado dinamismo económico notable en 2012, aunque las tasas de crecimiento recientes no son sostenibles a medio plazo. El impulso de crecimiento sigue siendo fuerte por la ampliación del Canal y el ambicioso plan de inversión en infraestructura. Se le suman la reciente ratificación del Tratado de Libre Comercio por el Congreso de Estados Unidos.

Desde el punto de vista del calificador, la economía de Panamá también podría beneficiarse de proyectos de minería como cobre y oro. Sin embargo, ‘las protestas sociales contra el proyecto de mineral y los proyectos hidroeléctricos se están convirtiendo en un obstáculo cada vez mayor’, menciona.

En el plano fiscal, señala que el ritmo de la mejora en los indicadores de deuda de Panamá seguirá siendo lento a menos que el gobierno demuestre una mayor disciplina fiscal de lo que lo ha hecho en los últimos años’. Sin embargo, el déficit público sigue siendo moderado en comparación con muchos de sus pares.