Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Economía

Dos empresas se disputan un millonario proyecto

PANAMÁ. Al ritmo que crece el país lo hace la demanda de energía, que está entre 764.26 y 1,014.22 MW diarios, según cifras del Centro N...

PANAMÁ. Al ritmo que crece el país lo hace la demanda de energía, que está entre 764.26 y 1,014.22 MW diarios, según cifras del Centro Nacional de Despacho. A pesar de que la demanda de Panamá es alta en comparación con la de otros países en América Central, el país no cuenta con la capacidad de transmisión de energía que el crecimiento que experimenta exige.

Panamá tiene una capacidad de transmisión de 600 MW, pero requiere de 1000 MW, explicó Víctor Urrutia, exadministrador de la Autoridad de Servicios Públicos de Panamá (ASEP).

Para satisfacer esta necesidad, en 2008 se planteó la construcción de una tercera línea de transmisión eléctrica, pero no es sino cinco años después cuando se logra su licitación.

Ayer, durante el acto público celebrado por la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA), el consorcio Interconexión Panamá (CPI) —formado por la colombiana Eléctricas de Medellín, S.A y la panameña Termotécnica Coindus trial— y la Constructora Norberto Odebrecht presentaron sus propuestas para el diseño, suministro, construcción y financiamiento de la tercera línea de transmisión Veladero-Llano Sánchez-Chorrera Panamá, que producirá 230 KW. No obstante, Urrutia considera que esto no será suficiente para atender la demanda futura del país.

UN MES MÁS

Ayer se hicieron las ofertas económicas y será dentro de un mes cuando los sobres sean abiertos, ya que primero deben evaluarse las propuestas técnicas del proyecto, cuyo costo se estima entre $180 millones y $220 millones. Cuando se haya aprobado la parte técnica se procederá entonces a conocer las ofertas económicas de ambas empresas y continuará el proceso. La adjudicación será por ponderación.

Para Fernando Marciscano, gerente general de ETESA, ambos consorcios tienen ‘demostrada experiencia en la construcción de este tipo de obras. Esto nos da la garantía de que el proyecto, independientemente de quién gane, estará en muy buenas manos’.

La nueva línea de trasmisión tendrá una extensión aproximada de 600 kilómetros y abarcará desde la frontera con Costa Rica hasta la ciudad de Panamá, ‘principal consumidor de energía’, explicó Urrutia.

El tercer corredor eléctrico es uno de los proyectos más urgentes del sistema de elec tricidad panameño. Se trata de una línea de doble circuito con capacidad de 400 MVA por circuito, el cual busca el aumento en la capacidad de transmisión de energía a un total 800 MVA y aumento en la confiabilidad del sistema.

Se espera que se encuentre en operación para fi nales del 2016.

AUMENTO DE DEMANDA

Panamá tiene una generación de energía basada en un 63.5% en hidroeléctricas; sin embargo, el exdirector de la ASEP apuesta al uso de nuevas fuentes como eólica, solar, gas y hasta carbón para garantizar la demanda de energía en los próximos años y para diversificar la matriz energética.

La demanda de energía en el país se dispara entre las 12 del mediodía y las 2 de la tarde, por el aumento de la temperatura ambiental.

El alza también se debe al aumento de los consumidores, principalmente en oficinas y centros comerciales que requieren de sistemas de aire acondicionado para combatir las altas temperaturas.