Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Economía

Reducción de tasas sorprende a Europa

FRANCFORT. El Banco Central Europeo sobresaltó a los inversores ayer al reducir inesperadamente su tasa de interés de referencia en un c...

FRANCFORT. El Banco Central Europeo sobresaltó a los inversores ayer al reducir inesperadamente su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto al 0.25%.

La tasa de refinanciación anterior era del 0.5%.

Datos económicos recientes, incluida una inflación del 0.7%, inferior a lo previsto, indican que la recuperación económica europea sigue siendo precaria.

Pero la mayoría de los economistas pensaba que el banco seguiría brindado más estímulo económico al menos hasta diciembre, cuando recibirá los nuevos pronósticos de su propio personal.

NUEVO RUMBO

La sorprendente medida resalta la nueva flexibilidad del banco bajo la presidencia de Mario Draghi, que ocupó el cargo en el 2011. Una reducción de la tasa básica abarata el precio del dinero que toman prestado los bancos del BCE. Sus directivos esperan que la medida anime a las instituciones de crédito a cobrar menores intereses, facilitando el endeudamiento empresarial para ampliar sus negocios y crear empleo.

‘Es obvio que el BCE, bajo el presidente Draghi, es más activo que bajo uno de sus predecesores’, dijo el analista Carsten Brzeski en una nota a sus clientes. La inflación de la eurozona _muy inferior al 2% de la meta máxima establecida por el BCE_ permitió a la entidad un mayor estímulo monetario sin temor de fomentar la inflación.

Empero, muchos economistas dijeron que una reducción del presente nivel ya bajo tendría un impacto mayormente simbólico. El problema reside en que los bancos de varios países no pueden pasar la tasa menor debido a sus propios problemas financieros.

CRÉDITOS BARATOS

Para cimentar la confianza en los bancos, el BCE dijo que prolongó su oferta de créditos baratos ilimitados hasta mediados del 2015. La oferta tiene como fin asegurar que los bancos no tengan problemas de iliquidez o puedan centrarse en otorgar préstamos, necesarios para el crecimiento.

Los 17 miembros de la eurozona volvieron a experimentar crecimiento en el segundo trimestre, con un modesto aumento del 0.3% del producto interno bruto, un elevado desempleo y reducciones en el gasto presupuestario en los países con un exceso de deuda soberana son las causas que siguen frenando el crecimiento en la región.