Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Economía

Panamá, el que más chocolate come en Centroamérica

Al año, un panameño consume una libra de chocolate. La ingesta anualmente sube entre 20% a 30%.

Panamá, el que más chocolate come en Centroamérica
El chocolate tiene muchas propiedades que benefician al cuerpo

A los panameños les encanta comer chocolate. Cada año, en el país se consume cinco veces la ingesta promedio de Centroamérica. En total, el consumo per cápita es de 650 gramos (1.43 libras) de chocolate, mientras que en el resto de la región apenas se consumen 130 gramos al año.

Curiosamente, la ingesta del producto a base de cacao cada año aumenta entre un 20% y 30% entre los istmeños.

A nivel mundial, los mayores consumidores son Estados Unidos e Irlanda, con 5 y 20 kilos (11 y 44 libras), respectivamente.

El principal reto para chocolaterías como Mars —fabricante de las marcas M&M’s, Mars, Milky Way, Snickers, Twix, 3 Mosketeers y Dove— es elevar el consumo de chocolates en Panamá y la región en los próximos tres años.

Actualmente, la marca —que se ubicó desde 2010 en Panamá su segundo ‘hub’ de ventas para Latinoamérica— genera al año cerca de 50 millones de dólares en la región, aunque espera incrementar sus operaciones a 100 millones de dólares para 2017.

La puesta en marcha de la estrategia la reveló Víctor Pérez Catalán, director de Mercadeo para Centroamérica, quien aseguró que buscan crecer aún más en la categoría de chocolate y alimentos para mascotas. Solo este año, la empresa prevé alcanzar un crecimiento general de 15%, mientras que en su segmento de chocolates, un 50%, y en alimento para mascotas domésticas o ‘petcare’, un 30%.

‘En Centroamérica, Panamá es uno de nuestros principales mercados (30%), pues en los últimos cinco años hemos venido registramos crecimientos sostenido entre 12% y 14% en ventas, algo muy satisfactorio para el negocio’, aclaró Pérez.

El ejecutivo, que tiene a cargo las operaciones para Centroamérica, a excepción de Belice, desde Panamá aseguró que ‘en Estados Unidos todo empezó así y en la región todo empieza en Panamá, desde nuevos productos, así como nuevas rutas de ventas, pues lo que funciona en Panamá en un ambiente controlado, lo podemos expandir y replicar en otros mercados’.