Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Economía

Economía brasileña se expande 0.2%

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil en el primer trimestre frente al mismo período de 2013 alcanzó el 1.9%

La economía brasileña creció un 0.2% en el primer trimestre del año en comparación con el último trimestre de 2013, por debajo de la expectativa de los analistas, informó ayer el Gobierno.

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil en el primer trimestre frente al mismo período de 2013 alcanzó el 1.9%, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

La expansión acumulada en los últimos doce meses hasta marzo llegó al 2.5% en comparación con el período entre abril de 2012 y marzo de 2013, sin variación con respecto al crecimiento acumulado por la economía brasileña el año pasado.

El organismo revisó hacia al alza el crecimiento del PIB del año pasado debido a que lo había calculado inicialmente en el 2.3%, y ahora lo corrigió para el 2.5%.

De conservar el ritmo de primer trimestre Brasil puede mantener en 2014 la tendencia de recuperación económica que inició el año pasado.

Tras haber registrado una expansión del 7.5% en 2010, el crecimiento de la economía brasileña fue del 2.7% en 2011 y de sólo el 1% en 2012, pero se recuperó y alcanzó un 2.5% en 2013.

Los analistas del mercado financiero, sin embargo, proyectan para este año un crecimiento del 1.63%, inferior al de 2013. La previsión de los expertos está muy por debajo de la expansión de entre el 2.3% y el 2.5% esperada por el Gobierno para este año y hasta del 2% admitido por el Banco Central en su último análisis trimestral.

Pese a que el sector agropecuario creció un 3.6% en el primer trimestre frente al último trimestre del año pasado, la expansión de la industria tan sólo fue del 0.8% en los tres primeros meses del año, y la del sector servicios del 0.4%.

El bajo crecimiento entre enero y marzo fue provocado principalmente por la bajada en el consumo de las familias, que hasta el año pasado era el principal motor de la economía brasileña, gracias a la reducción del desempleo y de la pobreza, y al aumento de la renta. La tasa de inversión tan sólo fue del 17.7% del PIB.