27 de Feb de 2020

Economía

Rolls-Royce disminuye su proyección de ventas un 4%

La situación económica de algunos de los principales clientes de la compañía, así como la sanción a Rusia han afectado las finanzas de la compañía

Rolls-Royce Holdings Plc dijo que las ventas caerán este año y podrían volver a caer nuevamente en 2015 en la medida que un agravamiento de la situación económica lleva a los clientes a aplazar órdenes y las sanciones por la crisis en Ucrania estancan los contratos rusos.

Las acciones de Rolls-Royce, con sede en Londres, bajaron un 16% cuando el segundo fabricante de motores de avión más grande del mundo dijo que la facturación caerá entre 3.5 y 4% en 2014, en tanto el flujo de caja se reducirá hasta unos 350 millones de libras (564 millones de dólares), o sea menos de la mitad de la cifra anticipada previamente.

La rebaja del pronóstico en el día de la fecha es la segunda en Rolls este año después de que la compañía dijo en febrero que una menor demanda de equipos de defensa implicaba que las ventas anuales no crecerían por primera vez en un decenio. Esta última advertencia se produce a raíz de que las sanciones internacionales frenan las exportaciones de motores diesel a Rusia desde la filial de Rolls en Alemania y la economía mundial muestra indicios de retroceso.

‘Se mire donde se mire, se ven signos de deterioro económico’, dijo el máximo responsable ejecutivo, John Rishton, en una teleconferencia. ‘Ya sea la reducción del precio del petróleo, una caída de 40% en el mineral de hierro, del euro, una desaceleración en China, un recorte de gastos por parte de las compañías de petróleo y gas, una desaceleración del crecimiento en Sudamérica –se da en todas partes’.

UN 2015 SOMBRÍO

Después de haber predicho anteriormente que el crecimiento de las ventas se reanudaría en 2015, Rishton dijo hoy que podría darse una caída de hasta 3%, y que la ganancia —que sigue pronosticándose chata este año— también podría caer en un nivel similar.

Rolls-Royce se desplomó 153 peniques, hasta 787.5 peniques, la mayor caída desde una baja en una jornada bursátil de 18% el 13 de febrero, cuando la empresa dio a conocer la revisión inicial, y se negociaba 14% más baja, en 809 peniques, a las 13:12 hora de Londres.

El precio de la acción se desplomó más de un tercio este año, dejando a Rolls en vías de tener su peor retorno anual desde 2008 y con el valor de mercado de la empresa reducido hasta un total de 15,200 millones de libras.

Rolls-Royce recortó su dirección de la división nuclear y energía, diciendo que las ventas no crecerán más de 5% este año, la mitad del nivel pronosticado anteriormente en la hipótesis más optimista, y podría incluso quedar estática.

El crecimiento de las utilidades se ubicará entre cero y 10 por ciento, en comparación con el 40% considerado anteriormente reflejando las ‘condiciones del mercado’ y la venta de activos de energía a Siemens AG por 785 millones de libras para abandonar la unidad dedicada al trabajo nuclear, anunció el 6 de mayo.

En la filial de sistemas de electricidad, ampliada a través de la compra por 1,900 millones de libras de Tognum AG que fue impuesta a Rolls en marzo cuando Daimler AG ejerció una opción de venta, las órdenes de motores marinos y terrestres de una empresa con sede en Friedrichshafen necesitan ahora aprobación de la autoridad exportadora de Alemania, dijo Rolls-Royce en una respuesta a preguntas enviadas por correo electrónico. Se negó a dar el nombre de los clientes rusos, citando acuerdos de confidencialidad.