Temas Especiales

09 de May de 2021

Economía

Crisis de ‘air bags’ de Toyota y Honda se profundiza

Los constantes llamados a revisión generan dudas respecto a si las compañías han aprendido a abordar los defectos con rapidez

Crisis de ‘air bags’ de Toyota y Honda se profundiza
Advierten a 7.8 millones de propietarios de autos que el mecanismo de inflado en las bolsas de aire puede romperse y producir fragmentos de metal.

Al agravarse una crisis relacionada con air bags mortales se debilita la confianza en la capacidad de compañías automotrices como Toyota Motor Corp. y Honda Motor Co. para garantizar la seguridad de millones de conductores de los Estados Unidos.

Cuatro meses después de hacerlo en Japón, Toyota recomienda a los propietarios estadounidenses que no lleven pasajeros en los asientos delanteros hasta que se reemplacen las air bags defectuosas de Takata Corp. Takata enfrenta investigaciones sobre si la explosión de restos de sus partes defectuosas es la causa de por lo menos cuatro muertes relacionadas con vehículos de Honda, lo que comprende una colisión en Florida que en un primer momento se investigó como homicidio debido a las profundas heridas que presentaba la víctima en el cuello.

La creciente cantidad de llamados a revisión de air bags también generan dudas respecto de si las compañías automotrices han aprendido a abordar los defectos con rapidez y en su totalidad luego de los llamados a revisión por un interruptor de ignición de General Motors Co. y los problemas de aceleración de Toyota en 2009 y 2010. Honda es objeto de otras investigaciones en relación con muertos y heridos en los Estados Unidos.

‘Esto afecta la credibilidad y la confianza en todo lo vinculado con la conducción en general, y también en los autos’, dijo por teléfono Ashvin Chotai, director gerente de la firma de análisis Intelligence Automotive Asia. ‘Es muy poco lo que los consumidores pueden hacer al respecto. Por supuesto, les produce menos confianza sentarse en un auto y van a ser en extremo prudentes, ¿pero qué puede hacerse más allá de eso?’.

Los últimos episodios de la crisis de air bags derivaron en el mayor golpe de la historia para las acciones de Takata, que hoy se derrumbaron 23% en las operaciones de Tokio, la mayor caída desde que la compañía empezó a cotizar en bolsa en 2006. La empresa, que tiene sede en Tokio y que inició sus actividades en la década de 1930 en el rubro textil, ha visto declinar su valor de mercado unos 100,000 millones de yenes (1,000 millones de dólares) este año.

‘AIR BAGS’

Los llamados a revisión de por lo menos 4.7 millones de vehículos en los Estados Unidos en los dos últimos años vinculados con los air bags de Takata involucran también a Nissan Motor Co., Mazda Motor Corp., Bayerische Motoren Werke AG y GM. Nissan cayó 2.2% y Mazda bajó 1.6% conforme el Índice Topix de referencia eliminaba anteriores aumentos y cerraba la jornada con un descenso de 1.6%.

‘A los inversores les preocupa cómo se va a desarrollar este problema de seguridad y ahora evitan comprar acciones de esas compañías automotrices’, dijo por teléfono Hideyuki Suzuki, gerente general de análisis del mercado de inversión de SBI Securities Co. ‘La industria automotriz de Japón lidera el mercado japonés, y un revés podría tener impacto en todo el mercado del país’.

Honda, Nissan y Mazda aún no han seguido los pasos de Toyota en lo relativo a difundir advertencias sobre los asientos delanteros, una medida que las compañías automotrices japonesas tomaron en su mercado local en junio.