Temas Especiales

18 de Ene de 2022

Economía

8,100 personas son esclavas en Panamá

En el 2014, Panamá ocupó la posición 123 del ‘ranking’ mundial de esclavitud moderna, de un total de 167 países

En Panamá, la esclavitud moderna atrapa a 8,100 personas, según se desprende del informe sobre Índice Mundial de Esclavitud 2014, realizado por la Fundación Walk Free, organización con sede en Australia y dedicada a defender los derechos humanos.

En el 2014, Panamá ocupó la posición 123 del ranking mundial de esclavitud moderna, de un total de 167 países tomados en cuenta.

En un año, Panamá desmejoró su situación. En 2013, cuando salió el primer informe, ocupó la posición 145, de 162 países.

En este ranking , las diez mejores posiciones la ocuparon Islandia (167), Irlanda (166), Luxemburgo (165), Nueva Zelanda (164), Noruega (163), Finlandia (162), Dinamarca (161), Suiza (160), Austria (159) y Suecia (158).

Al contrario, las diez peores posiciones las ocuparon Mauritania (1), Uzbekistan (2), Haiti (3), Qatar (4), India (5), Pakistan (6), República Democrática del Congo (7) Sudán (8), Siria (9) República Central de África (10).

En el mundo, la esclavitud moderna afecta a 35.8 millones de personas.

De acuerdo con el informe internacional, los gobiernos con mayores acciones para poner fin a la esclavitud moderna son: Holanda, Suecia, Estados Unidos, Australia, Suiza, Irlanda, Noruega, Reino Unido, Georgia y Austria.

De los 167 países que fueron estudiados, India tiene el mayor número de esclavos. En este país, 14.3 millones de personas (de una población de 1,250 millones) fueron víctimas de la esclavitud, que van desde la prostitución hasta el trabajo en servidumbre.

Qatar, anfitrión de la Copa del Mundo de 2022, ha subido su rango desde el 96 para ser catalogado como el cuarto peor país en función de su porcentaje de población.

La esclavitud moderna involucra la trata de personas para la prostitución, la explotación sexual, el trabajo forzado, la esclavitud, la servidumbre, la extracción de órganos y el trabajo forzado.

Para el economista Raúl Moreira, estas cifras son escandalosas y las autoridades deben pronunciarse al respecto de este informe.

El Gobierno debe exigir una explicación a la organización que elaboró este informe, deben solicitar que expliquen qué casos tomaron en cuenta para hacer estas referencias y obtener esas cifras, porque para llevar a un país a un escalafón tan grave se debe tener claro cómo se llegó a ese número, agregó el también catedrático de la Universidad de Panamá.