Temas Especiales

24 de May de 2022

Economía

Educarnos para realizar compras

Elaborar un presupuesto mensual, quincenal o semanal previo que nos permita sacar el mayor provecho posible de nuestros ingresos

Cierto es que la mayoría de los panameños compran en establecimientos como tiendas, mini súper o el bien llamado ‘chinito’, de acuerdo a sus necesidades. Si nos proponemos como objetivo y metas lograr un verdadero ahorro, tenemos la alternativa de comprar en las ferias libres, supermercados, mercados públicos, logrando precios más económicos.

Debemos estar claros en nuestras necesidades, ya que si escuchamos a nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo que la comida está cara, lo cierto es que existe una guerra interna en el presupuesto del panameño, es por ello, que debemos incorporar a nuestros hábitos de consumo una sicología responsable.

Para esto se debe empezar por elaborar un presupuesto mensual, quincenal o semanal previo que nos permita sacar el mayor provecho posible de nuestros ingresos en las compras que se realizan en los diversos comercios.

La Acodeco no le dice que ahorrar significa que debe perder el tiempo en largos recorridos buscando precios, sino en aplicar algunos patrones que causarán efectos positivos en su bolsillo.

Los supermercados aplican sus estrategias de venta para lograr vender los productos que les dejan un mayor margen de ganancias.

La primera partida del presupuesto familiar se destina a los gastos de alimentación. Por eso, a la hora de llenar la cesta o carretilla de compra, conviene tener en cuenta los siguientes consejos:

Lista Previa: antes de hacer la compra es recomendable elaborar una lista, procurando incluir estrictamente lo necesario. Haga su inventario y verifique lo que requiere; descarte las grandes marcas, son más caras, pruebe otras.

Comparar Precios: Acodeco ofrece periódicamente información de precios a los consumidores sobre varios de los productos, para que de esta manera los consumidores tengan las diferentes opciones que brinda el mercado. Compare los productos no sólo por el precio, sino también por la cantidad, calidad y peso.

Verifique: fechas de vencimiento de los productos; se puede encontrar con productos cuyas fechas están próxima a vencer.

Cuidado con las Ofertas: el dicho popular que dice ‘lo barato sale caro’ tiene algo de verdad, pero también puede ser a la inversa. Buena parte del valor de las cosas depende del uso que usted le dé.

En conclusión, debemos identificar las necesidades básicas, de las que no lo son; estas últimas pueden ser inducidas por medios publicitarios, entre otros; como la presión social, por lo que conviene recordar cuáles son las prioridades básicas en el hogar (comida, vivienda, salud, educación).

Es cuestión de costumbre, volverse altamente eficiente en el uso del dinero, sin dejar de lado el hábito de consumo saludable. La Acodeco verifica que los productos que se ofrecen al consumidor en el mercado cumplan con las normas de protección al consumidor tales como información, fecha de expiración, precio, y cualquier otra condición.

ADMINISTRADOR GENERAL DE LA ACODECO