La Estrella de Panamá
Panamá,25º

11 de Nov de 2019

Economía

Uso eficiente del agua, genera rentabilidad en la industria

La máquina de la marca Crown-Baele, provenía de una planta de Heineken que cerró en Irlanda del Norte

En la industria, el agua representa cerca del 50% del costo de producción y para minimizarlo, las empresas invierten en tecnologías eficientes.

Un ejemplo local a destacar hoy, 22 de marzo, Día Mundial del Agua es Cervecerías Barú Panamá, que basado en su proyecto ‘Ahorro en la utilización de agua en una máquina de la línea de embotellado’, se alzó con el premio de la Palma de Oro 2013 organizado por el Sindicato de Industriales de Panamá.

En el proceso de elaboración de la cerveza se requieren de 4 a 10 toneladas de agua para producir una tonelada de cerveza (4 - 10 hectolitros de agua/ hectolitros de cerveza). El hectolitro (hl) es una unidad de volumen equivalente a 100 litros.

ANTECEDENTES

Un informe de Cervecerías Barú Panamá destaca que el año 2010, el consumo anual de agua en la lavadora de botella de la línea No. 5, era de 4 hl/hl, por encima del estándar establecido para esa máquina.

La máquina de la marca Crown-Baele, provenía de una planta de Heineken que cerró en Irlanda del Norte. La empresa importó la línea completa compuesta de equipos de diferentes marcas.

Tras su uso continuo, el consumo de agua de esa máquina era elevado comparado con el estándar de consumo de una lavadora moderna. Lo que llevó a la compañía a buscar alternativas. La opción final fue restaurar todas las condiciones básicas de la máquina y además de invertir en el sistema de enjuague rotativo de ahorro de agua, con el que se obtenía hasta un 30% de ahorro.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Con la actualización, los inyectores de las secciones del enjuague y pre-enjuague se sustituyeron por los inyectores giratorios. Los nuevos inyectores se conectaron a los brazos giratorios accionados por los portadores de botella a medida que pasaban. De esta manera, el sistema de enjuague sólo proyecta agua hacia la botella que pasa en frente de la boquilla.

Además, la empresa tomó las siguientes acciones: removió los trineos y los inyectores viejos; instaló el sistema de inyección rotativa en la máquina, además soldó un pestillo adicional sobre todos los portadores de botellas y modificó los circuitos de agua.

Al final, el resultado de la actualización superó las expectativas. El ahorro en la cantidad de agua utilizada por la lavadora de botella fue de un 50%.

La reducción se registra en la variable de consumo en metros cúbicos, relacionado al costo en dólares de cada metro cúbico. La clave para mantener el buen funcionamiento del equipo actualizado es la implementación de estándares de mantenimiento, limpieza, lubricación y ajustes.