Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Economía

Las dos Hillarys de inmigración

Clinton parece estar usando como modelo para su enfoque del asunto de la inmigración la gestión de su marido, que fue un desastre.

Sobre inmigración, Hillary Clinton es una obra en construcción y lo ha sido desde que ingresó a la política hace más de una decena de años.

Dependiendo de quién sea la audiencia que Hillary trata de complacer, asume una de estas dos personas opuestas: Hillary Restriccionista o Hillary Reformista.

En 2003, Hillary Restriccionista le dijo al presentador de radio conservador John Grambling que ella estaba ‘terminantemente en contra de los inmigrantes ilegales' y que ‘tenemos que hacer más con respecto a nuestras fronteras'.

En 2006, mientras era senadora, Hillary Restriccionista le dijo al New York Daily News que ella apoyaba una cerca mayor a lo largo de la frontera Estados Unidos-México porque ‘un país que no puede controlar sus fronteras falla en una de sus obligaciones fundamentales'.

El mismo año, votó por la Ley Secure Fence Act (Ley de Seguridad con Cerca) que le indicaba al Departamento de Seguridad Nacional construir 700 millas de una doble cerca en la frontera.

En 2008, durante un debate presidencial con Barack Obama, Hillary Restriccionista intentó atraer a los gremios culpando de la pérdida de trabajos ‘a los empleadores que explotaban trabajadores indocumentados y hacían bajar los salarios'.

Mencionó un hombre afro-americano que le había dicho: ‘Tenía mucho trabajo en construcción y ahora pareciera que solo las únicas personas que lo tienen son aquellas que están aquí sin documentos'.

Durante ese debate, Clinton también dijo que ella no estaba de acuerdo con ‘deportar gente, juntarlos'.

Sin embargo, mientras fue secretaria de estado de 2009 a 2013, Hillary Restriccionista fue parte de un gobierno que convirtió eso en un arte.

Y en 2014, cuando más de 60,000 refugiados de América Central la mayoría de ellos niños sin acompañantes cruzaron la frontera Estados Unidos-México, Hillary Restriccionista dijo fríamente durante una reunión en CNN que los niños ‘deberían ser enviados de regreso' porque ‘tenemos que enviar un mensaje claro: solo por el hecho de que su niño cruce la frontera, no significa que el niño se pueda quedar'.

Luego está Hillary Reformista, que emergió recientemente ahora que Clinton se postula para presidente otra vez y necesita el apoyo de los votantes latinos que favorecen un enfoque más honesto y con mayor sentido común sobre el problema.

El mes pasado, durante un discurso en la cima anual de ‘Women in the World' en Nueva York, Hillary Reformista pareció darle un golpe a los republicanos cuando criticó a quienes ‘deportaban madres que trabajaban para darles a sus hijos una mejor vida en lugar de arriesgar la ira de la radio de programas de entrevistas y opinión'.

A la siguiente semana, Hillary Reformista celebró el Cinco de Mayo al hablar en una preparatoria mayoritariamente latina en Las Vegas, donde pidió que a los inmigrantes ilegales se les dé ‘un camino hacia una ciudadanía completa e igualitaria'.

También acusó a los republicanos que apoyan el estatus legal para los indocumentados pero no la ciudadanía de impulsar un ‘estatus de segunda clase'.

¿Pero qué estaba pidiendo Clinton? Una píldora venenosa. La ‘Ciudadanía completa e igualitaria' nunca pasará en el Congreso. Al establecer un objetivo imposiblemente alto, Hillary Reformista se asegura de que no se haga nada.

Esto le encaja bien porque ella no quiere ser conocida como la demócrata pro-amnistía tal como Obama tampoco lo quería, y preferiría tener un tema de división que una solución posible.

Finalmente, Hillary Reformista que, durante una visita a Iowa en septiembre, se alejó corriendo de un grupo de jóvenes indocumentados que le preguntaron si ella continuaría con la ‘acción diferida' de Obama ha elegido a una ex Dreamer como directora de participación latina de su campaña.

La peruana Lorella Praeli, que fue indocumentada por más de una década antes de obtener su tarjeta de residente permanente, también hablará con los medios sobre temas latinos, que incluye inmigración.

Praeli que trabajó para la organización de jóvenes indocumentados ‘United We Dream' había sido previamente crítica de Clinton.

El año pasado, Praeli acribilló el doble discurso de la candidata y le dijo a CNN: ‘Si quiere que los latinos estén de su lado, si quiere que la comunidad de inmigrantes la vea como una luchadora del tema, tendrá que tomar decisiones difíciles. Y tendrá que tomar una postura firme'.

¿Qué postura asumirá la probable candidata demócrata en definitiva sobre el tema inmigración? Creo que ni ella sabe. Lo que dice hoy podrá cambiar mañana.

Y como Obama una vez que se encienda el debate y aparezcan las divisiones entre varios electores demócratasse le hará difícil decir la verdad, cumplir promesas, permanecer congruente y no traicionar a sus seguidores.

Aquí es donde entra en juego el carácter. ¿Alguien sabe dónde Clinton puede conseguir algo de carácter?

THE WASHINGTON POST GROUP

==========

Durante 2014, cuando más de 60,000 refugiados de América Central la mayoría de ellos niños sin acompañantes cruzaron la frontera Estados Unidos-México, Hillary Restriccionista dijo fríamente que los niños ‘deberían ser enviados de regreso'

En 2003, Hillary Restriccionista le dijo al presentador de radio conservador John Grambling que ella estaba ‘terminantemente en contra de los inmigrantes ilegales' y que ‘tenemos que hacer más con respecto a nuestras fronteras'