Temas Especiales

08 de May de 2021

Economía

Consejos de un padre

Somos siempre el segundo violín ante ese otro progenitor, de más nombre.

Mientras celebramos a los papás de Estados Unidos, me gustaría ofrecer a mis hijos unos consejos paternos que, siguiendo una antigua tradición familiar, sin duda ignorarán.

No lo tomaré personalmente. Es la naturaleza de ser padre. Somos siempre el segundo violín ante ese otro progenitor, de más nombre. Hasta el gobierno estadounidense tiene favoritos. El Día de la Madre se celebra desde 1914, pero el Día del Padre está en el calendario sólo desde 1972.

En mi familia, queremos y respetamos a nuestros padres. Sólo tendemos a no hacer lo que nos dicen especialmente en asuntos importantes, como por ejemplo, con quién casarnos, qué trabajo tomar, cómo vivir nuestra vida. Hacemos obcecadamente lo que queremos.

Apuesto a que eso es lo que ocurrió cuando en el estado de Chihuahua, a principios de 1900, mi abuelo, Román Navarrette fue sermoneado a menudo por su padre, José, sobre cómo conducirse y cumplir con sus responsabilidades.

Lo mismo ocurrió, unos 40 años más tarde cuando según las historias que he oído, durante años, de mi padre y mis tíos Román a menudo daba su opinión mientras criaba a sus cinco hijos. Ellos escuchaban cortésmente, pero después hacían lo que querían.

Y yo hice todo lo que pude por continuar esa tradición cuando decidí abandonar la escuela de Derecho camino que mi padre había escogido para mí y en lugar de eso construir una carrera en el campo de las ideas, como escritor, periodista y orador. Ahora ha llegado el momento de predicar a mis hijos, y probablemente no seré oído.

En cuanto a consejos paternos, me gusta lo que Scott Eastwood, joven actor cuyo padre logró algo de éxito en esa profesión, cuenta que su padre le dijo. Durante una entrevista el año pasado en el programa ‘Today', de NBC, este hombre de 29 años dijo que a su padre, Clint Eastwood le preocupaba menos su carrera que su carácter.

‘A mi padre no le importaba qué es lo que yo hiciera,' dijo Scott. ‘No le importaba que yo fuera plomero o actor. Dijo, Hagas lo que hagas, hazlo bien y sé humilde y una buena persona; y di la verdad.'

También dijo que su padre acentuó la necesidad de ‘ser un hombre.' Con esa frase, aparentemente, esta leyenda del cine quiso decir que esperaba que su hijo no se diera aires ni que permitiera que el éxito se le subiera a la cabeza tal como lo explicó Scott ‘cállate y haz tu trabajo.'

Un día, cuando tenga suficientes años para comprender, pienso decir lo mismo a mi hijo de 8 años, con algunas advertencias adicionales: ‘Toma tus responsabilidades con seriedad. No pongas excusas, no te hagas la víctima ni te des por vencido nunca. Trabaja duro, aprecia el aprender, piensa en profundidad, persigue tus sueños y nunca dudes de tu capacidad ni de lo que puedes lograr. Sé agradecido, sé humilde y ayuda al prójimo. Defiende al vulnerable y nunca te amilanes por el poderoso'.

‘ Escoge a tu compañera sabiamente y una vez que lo hagas--sé bondadoso, paciente, leal y generoso. Y un día, cuando tengas tus propios hijos, quiérelos, apóyalos, pasa tiempo con ellos y cree en su capacidad. Finalmente, defiende a tu familia, sirve a tu comunidad y ama tu país.'

Con mis hijas, de 5 y 10 años, repetiré el mensaje pero agregaré: ‘Nunca aceptes la idea de que hay algo en el mundo que no puedas hacer. Esfuérzate siempre al máximo, estate preparada para el sacrificio e impón respeto. Vete tan lejos como te lleven tus sueños y haz todo lo posible para completar el viaje. Si una puerta no se abre, ábrela a patadas. No permitas que nadie te menosprecie, te degrade o te subestime'.

‘No te distraigas con objetos brillantes. No salgas con el muchacho bonito o el de onda; lo único que importa es que sea una buena persona. No será fácil encontrar a alguien que sea digno de ti, pero no te conformes con menos de lo que mereces. Finalmente, desafía a los que te rodean a ser mejores personas. Quizás se resientan por eso. Pero, al final, ellos y el resto de la sociedad se beneficiarán.'

Mis hijos quizás acepten estos consejos o los echen a la basura. Pero los escuchen o no, un buen padre no deja de sermonear. Sus hijos le importan tanto como para seguir presionando hasta que deja de respirar. Estoy orgulloso de decir que ésa también, es una tradición de la familia.

THE WASHINGTON POST

==========

Somos siempre el segundo violín. Hasta el gobierno estadounidense tiene favoritos. El Día de la Madre se celebra desde 1914, pero el Día del Padre está en el calendario sólo desde 1972.

Nunca aceptes la idea de que hay algo en el mundo que no puedas hacer. Esfuérzate siempre al máximo, estate preparada para el sacrificio e impón respeto. Ve tan lejos con sueños