Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Economía

Casinos promueven ley de exclusión de ludopatas

ASAJA propone que en el caso de aquellas personas que se resistan a recibir ayuda sus familiares puedan ingresarlos en la lista de excluidos

Casinos promueven ley de exclusión de ludopatas
La ASAJA cuenta con 398 personas inscritas que están autoexcluidos y están en tratamiento.

La Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA) propone a las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas y al Ministerio de Salud, que se promueva una ley de exclusión y autoexclusión para todos los operadores de juegos de azar que operan en el país.

Antonio Alfaro, presidente de ASAJA, sostiene que los anteproyectos de ley que actualmente se discuten en la Asamblea Nacional, uno por la Comisión de Salud ‘N°021 que establece la prevención y el tratamiento de la ludopatía' y en la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social ‘N°047 que establece la prevención y el tratamiento de la ludopatía en las salas de juegos de casinos y máquinas tragamonedas' no contemplan la obligación de todos los operadores a que se afilien al programa de exclusión o de autoexclusión, que permite trabajar en la rehabilitación para ayudar a minimizar este trastorno, igualmente ninguno de los dos proyectos propone crear la infraestructura económica y profesional para ayudar a los enfermos.

‘Actualmente solo los miembros de ASAJA cumplen con este programa e impiden que las personas que están registradas puedan ingresar a los casinos. Al no existir una ley que permita la exclusión, ASAJA solo puede atender a auto excluidos. Está en manos de la comisión de Salud de la Asamblea Nacional trabajar en conjunto con los operadores para que se apruebe una ley consensuada para ayudar a estas personas', añadió Alfaro.

Destacó que el programa de constituye una herramienta destinada a aquellas personas que voluntariamente decidan excluirse a sí mismos de concurrir a las salas de Juegos de Azar administradas por los miembros de la ASAJA.

La Asociación además propone que en el caso de aquellas personas que se resistan a recibir ayuda, sus familiares - a través de la figura de juez de familia, puedan ingresarlos en la lista de excluidos.

De acuerdo a las estadísticas que mantiene ASAJA, actualmente hay 398 personas inscritas en la base de datos y que además de estar autoexcluidos, tienen acceso a tratamiento.