Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Economía

Panamá se sitúa en la octava posición en el “ranking” de reputación

La marca Panamá sigue mejorando en los países del G8 y América Latina, según datos del informe Country RepTrak 2015

Panamá, con un índice de 53.2, ocupa la octava posición de un total de 20 naciones en el ranking de reputación de los países latinoamericanos evaluados por el G8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia) en el estudio Country RepTrak.

En esta medición, el país es superado por Costa Rica, con 59 puntos; Brasil, con 56.1 puntos; Perú, con 55.6 puntos; República Dominicana, con 55.5; Argentina, con 5.3; Chile, con 54.8; y Puerto Rico, con 54.1 puntos.

El informe de Reputation Institute también mide la reputación de Panamá en Latinoamérica, donde sube a la quinta posición con 53.6 puntos. El conjunto de países evaluadores lo integraron las seis principales economías del continente: Brasil, México, Colombia, Argentina, Perú y Chile.

Con estos resultados, Panamá solo es superado por Uruguay, con 62.2 puntos; Brasil, con 56.4 puntos; Puerto Rico, con 55.9 puntos; y Costa Rica, con 54.6.

En el Country RepTrak, los encuestados evalúan un total de 17 atributos de la reputación de un país agrupados en tres dimensiones: calidad institucional, calidad de vida y nivel de desarrollo.

En ese sentido, las fortalezas de la reputación de Panamá que mejor evalúan los ciudadanos del G8 encuestados son: entorno político-institucional, con 67.7 puntos (que es un indicador que mide la admiración que un país despierta); el uso eficiente de sus recursos, con 62.5 puntos; y la calidad de sus productos y servicios, con 59.7 puntos.

Mientras que los atributos de la reputación panameña, los peor recibidos por el público del G8 son: cultura (50.6 puntos), estilo de vida (48.9 puntos) y ocio y entretenimiento (47.3 puntos).

No obstante y al contrario que en el G8, la evolución de la reputación de Panamá en Latinoamérica apenas ha experimentado variaciones desde que en 2013 el Reputation Institute comenzó a evaluarla.

En cambio, sí resulta significativa la diferencia en la valoración de los atributos de la reputación de Panamá y el promedio de estos mismos atributos a nivel de los 20 países de Latinoamérica evaluados por los ciudadanos del G8.

La comparación refleja la marcada ventaja competitiva de Panamá en todos los atributos de las dimensiones nivel de desarrollo y calidad institucional, con diferencias, en relación a la media continental, que oscilan entre los 8.2 y los 1.7 puntos.

Las mayores de estas se concentran en los atributos seguridad (+8.2 puntos), ética y transparencia (+7.6), entorno económico (+6.2), entorno político e institucional (+5.5) y uso eficiente de los recursos (+5.2).

En cambio, las principales desventajas en relación al continente se refieren a gente amable y simpática (-2 puntos), entorno natural (-2.6), ocio y entretenimiento (-2.8) y Cultura (-3).

‘Resulta indudable el positivo impacto que en la Reputación de Panamá está teniendo su creciente protagonismo empresarial en la región y la modernización de sus infraestructuras, en especial el Canal', dijo Fernando Prado, socio director de Reputation Institute Latinoamérica e Iberia.

Por su parte, la canciller panameña, Isabel de Saint Malo de Alvarado, explicó que la percepción es lo que constituye la reputación y la reputación es lo que da credibilidad al Estado, y que en Panamá hay muchas cosas que están sucediendo que contribuyen a mejorar la percepción.

‘El sistema de justicia se está poniendo a prueba y creo que todos los días da muestra de la seriedad con la que se comporta. Tenemos un gobierno comprometido con la transparencia', insistió la canciller.

En tanto, Gustavo Manrique Salas, socio de Stratego, destacó que la buena reputación de Panamá se refleja en la capacidad de atraer inversión extranjera; sin embargo entre los indicadores que utilizan estas empresas para invertir en un país, reflejan una debilidad en desarrollo y acceso de talento.

‘Un reto muy claro que tiene Panamá es enfocarse en establecer una plataforma sólida, que soporte el desarrollo de talento para satisfacer las necesidades de las compañías multinacionales establecidas o por establecerse en el país', puntualizó .