La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

La pesca, arma contra la pobreza

La acuicultura y la pesca podrían convertirse en sectores estratégicos en la lucha contra el hambre y la pobreza en Centroamérica

El sector ha crecido un 11% anual durante los últimos 20 años

La acuicultura y la pesca podrían convertirse en sectores estratégicos en la lucha contra el hambre y la pobreza en Centroamérica, si se establecieran políticas de manejo sostenible, señaló Tito Diaz, coordinador de la FAO para Mesoamérica, durante su reciente visita al país.

Si durante los últimos cinco años, estos sectores han sido, uno de los de mayor impulso en la economía mundial, con un crecimiento de 5.5%, esto no se compara con el aumento registrado durante los 20 últimos años en los países centroamericanos, donde el crecimiento ha sido del 11%, señaló Díaz.

Pero los pescadores y acuiculturores centroamericanos necesitan del apoyo adecuado, de una coordinación de actores interregionales y la implementación de políticas públicas diferenciadas, con enfoque sostenible, para convertir estos sectores acuícola y pesquero en detonantes y estratégicos para la lucha contra el hambre y la pobreza, indicó el representante de la FAO.

En Centroamérica, como en el resto del mundo, el consumo de productos pesqueros presenta una tendencia creciente. Sin embargo, aún tiene un gran potencial para crecer más, dijo el representante de la FAO.

Entre los países centroamericanos con mayor consumo per cápita de productos marinos están Panamá, cuyo consumo es de 13 kg al año, y Costa Rica, con 12. 3kg, de acuerdo con la FAO.

Díaz hizo referencia a la reciente alianza establecida entre la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA) para combatir la pesca ilegal y asegurar la gestión sostenible de la pesca y la acuicultura.

En Panamá, desde hace más de 40 años, la pesca artesanal dejó de ser solo una actividad de subsistencia para los habitantes de costas y playas, para convertirse en una actividad comercial de pequeñas, medianas y grandes empresas y hasta industrial, en el caso de los camarones y otros pequeños pelágicos como la anchoveta y el arenque, por mencionar algunos.

Datos de la Contraloría de la República (2010-2011 ) indican que unas 35 fincas panameñas se dedican al cultivo de camarones, 22 al cultivo de peces y existen 4 centros para la producción larvaria. Las especies que más se reproducen en estos proyectos son el róbalo y la tilapia.

No obstante, el administrador de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), Iván Flores, dijo que actualmente están desarrollando proyectos de acuicultura rural en todo el país para reforzar el sector.

==========

‘La pesca tiene un gran espacio para el crecimiento, por está aumentando su demanda',

TITO DIAZ

REPRESENTANTE DE LA FAO