Temas Especiales

30 de Ene de 2023

Economía

El ‘streaming' alcanza su primer crecimiento en veinte años

Latinoamérica es la región de mayor pujanza en el mercado, con ingresos que saltaron 11.8%

El ‘streaming' alcanza su primer crecimiento en veinte años
El ‘streaming' alcanza su primer crecimiento en veinte años

La industria de la música gozó de su primer crecimiento desde el inicio de la era de internet gracias al streaming , informó el martes la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

Las ventas mundiales de música en línea y en soporte físico aumentaron 3.2% en 2015 con respecto a 2014 para alcanzar los $15,000 millones, debido a un fuerte crecimiento de suscripciones a los servicios en streaming, precisó la IFPI.

Es la primera vez que las ventas aumentan más que marginalmente desde 1998, cuando crecieron 4.8% con respecto a 1997. También es la primera vez que la música en línea representa en las ventas una parte más importante (45%) que la música en soporte físico (39%).

El rápido crecimiento de los servicios de streaming como Spotify, que permite escuchar música a demanda de forma ilimitada, logró que las ventas de música por internet superaran las decaídas ventas de los discos físicos por primera vez el año pasado.

Según la IFPI, 68 millones de personas en todo el mundo se han suscrito a algún servicio de música en línea, frente a los 8 millones que lo habían hecho en 2010, cuando comenzaron a llevarse estas estadísticas.

Los beneficios del streaming aumentaron 45.2% el año pasado y prácticamente consiguieron igualarse a las ventas provenientes de las descargas digitales en iTunes y otros sitios que no son de escucha en línea.

‘El valor de la música todavía no está siendo totalmente reconocido. Hoy en día hay mucho optimismo en nuestra industria, pero nos falta mucho para decir ‘misión cumplida”, dijo Stu Bergen, ejecutivo de servicios comerciales internacionales de Warner Music Group.

Sin mencionar a YouTube explícitamente, la IFPI atacó a otras ‘plataformas de contenido subido por los usuarios' como un persistente drenaje para la industria.

Unos 900 millones de personas escuchan música gratis a través de sitios que obtienen ingresos por la publicidad.