Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Economía

México y EE.UU. buscan acuerdos financieros

El ministro de Hacienda mexicano, José Meade, y el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, se reunirán para hablar del tema

México y EE.UU. buscan acuerdos financieros
El presidente Donald Trump (i) y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El ministro mexicano de Hacienda, José Antonio Meade, conversó ayer vía telefónica con el nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y acordaron reforzar el diálogo en materia financiera y reunirse en las próximas semanas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) detalló en un boletín que Meade ‘intercambió los primeros puntos de vista sobre la relación bilateral en materia económica' tras la designación de Mnuchin al frente de las finanzas públicas del país vecino.

‘Durante la charla, ambos funcionarios se comprometieron a incrementar el diálogo bilateral y fomentar una mayor cooperación', apuntó.

‘Ambos funcionarios se comprometieron a incrementar el diálogo bilateral y fomentar una mayor cooperación',

SECRETARÍA DE HACIENDA

De acuerdo con el comunicado, los ministros Meade y Mnuchin coincidieron ‘en la importancia de la relación México-Estados Unidos en todos los ámbitos y acordaron trabajar de manera conjunta en beneficio del desarrollo de ambos países'.

Además, acordaron reunirse ‘en las próximas semanas para atender los temas que nutren la agenda bilateral' y enfrentar ‘los retos globales'.

El multimillonario Steven Mnuchin, un exejecutivo de Goldman Sachs, logró el pasado 13 de febrero el apoyo del Senado de Estados Unidos para liderar el Departamento del Tesoro y llevar a cabo la reforma fiscal prometida por el presidente Donald Trump, con especial énfasis en la rebaja de impuestos para las empresas.

México y Estados Unidos están en un difícil momento de su relación tras el arribo a la Casa Blanca de Trump el pasado 20 de enero.

El magnate neoyorquino ha endurecido los controles migratorios, ordenó construir un muro a lo largo de toda la frontera México-Estados Unidos y remodelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) por considerar que perjudica los intereses estadounidenses en beneficio de México.

Desde su entrada en vigor, en enero de 1994, el TLCAN ha establecido las bases para impulsar el comercio en América del Norte, y con ello, el crecimiento económico de Estados Unidos, Canadá y México. Según con cifras gubernamentales, en la zona del libre comercio del TLCAN residen cerca de 450 millones de personas, y la región alcanza una producción combinada de $17 billones, lo que refleja el enorme potencial que tienen los mercados de los tres países.