Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Economía

Cien mil panameños sin empleo

La tasa de desempleo en Panamá paso de 4.2%, en 2012, a 5.8% en 2016, según estadísticas de la Contraloría.

Son más de 100 mil los panameños desempleados que serán testigos de la celebración del Día del Trabajador, hoy primero de mayo.

Así lo dio a conocer la última encuesta sobre el mercado laboral realizada por la Contraloría General de la República, que revela que el desempleo envolvió a 102,944 nacionales en agosto de 2016.

Y no solo eso. Además, el 2016 fue el cuarto año consecutivo que se incrementó la desocupación en el país, la nación de la ampliación del Canal de Panamá y las grandes inversiones públicas y privadas.

Las cifras son muy evidentes. Tanto en valores absolutos como porcentuales, la desocupación ha crecido sostenidamente en los últimos años en Panamá.

Un total de 67,700 desempleados habitaban en Panamá en 2012. Luego, la cifra ascendió a 70,970 en 2013, a 85,445 en 2014 y a 91,571 en 2015.

En términos relativos, esto significó que la tasa de desempleo se ubicaba en 4.2% en 2012, en 4.3% en 2013, en 5.1% en 2014, 5.3% en 2015 y 5.8% en 2016.

INFORMALIDAD

Los resultados económicos que logró Panamá en los últimos años tampoco pudieron detener los crecientes niveles de informalidad que tiene el país. En 2016, el empleo informal no agrícola atrapó al 40.2%, superior al 39.9% de 2015.

Si a este cálculo se le agrega la cantidad de trabajadores informales agrícolas, es muy probable que el número de informales llegue a un 50% en el país. Según las cifras oficiales, los trabajadores informales no agrícolas sumaron 575,415 en 2015 y 583,940 en 2016.

Según las estadísticas de la Contraloría General, las tasas más altas de informalidad la tienen las provincias de Darién (66.9%), Bocas del Toro (54.9%), Coclé (54.1%), Chiriquí (47.4%), Herrera (45.6%) y Veraguas (43.9%).

En las comarcas indígenas, la informalidad atrapó a la mayoría de su población. En Kuna Yala arropa al 89.4%, en Ngäbe Buglé al 77.9% y en la comarca Emberá al 69.9%.

SITUACIÓN MUNDIAL

A nivel mundial, el problema de desempleo no escapa. Estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) arrojan que el desempleo en el planeta se mantendrá elevado en 2017.

El organismo internacional espera que la tasa de desempleo mundial registre un incremento y pase de 5.7% a 5.8%, de 2016 a 2017, respectivamente.

Este aumento del desempleo, supone el organismo, representa 3.4 millones más de personas desempleadas en todo el mundo, con lo cual el desempleo alcanzaría a más de 201 millones de personas en el mundo este año.

Para la OIT, el incremento del desempleo en 2017 tiene su origen en el deterioro de las condiciones del mercado de trabajo en los países emergentes. De hecho, señala el organismo internacional, en los países emergentes, 3.6 millones más de personas estarán desempleadas entre 2016 y 2017.

LATINOAMÉRICA

Para América Latina y el Caribe, la OIT también proyecta que la tasa de desempleo aumentará y se ubicará en 8.4% en 2017, debido, principalmente, a la crisis que atraviesa Brasil, la principal economía de la región.

Además, el organismo internacional alerta de que, en muchos países emergentes y en desarrollo, predomina el empleo de poca calidad; es decir, elevadas proporciones de trabajadores por cuenta propia, trabajadores familiares no remunerados y trabajadores pobres.

PAÍSES DESARROLLADOS

Por el contrario, para los países desarrollados, la OIT estima que el desempleo se reducirá en 2017 (670 mil personas menos) y que la tasa pase del 6.3 a 6.2%, de 2016 a 2017, respectivamente.

Según las proyecciones del organismo, en Europa, sobre todo en Europa Septentrional, Meridional y Occidental, el desempleo seguirá bajando. Lo mismo calcula para Canadá y Estados Unidos.

TRABAJADORES POBRES

La OIT alerta también sobre la incidencia del empleo vulnerable, que en el mundo sigue siendo elevada, y atrapa a más de 1,400 millones de personas.

Los trabajadores con empleos vulnerables suelen padecer de elevados niveles de precariedad. En efecto, este grupo suele tener acceso limitado a sistemas contributivos de protección social, advierte.

En los países en desarrollo, cuatro de cada cinco trabajadores están en esta situación. Según cálculos de la OIT, casi la mitad de los trabajadores de Asia Meridional y casi dos tercios de los trabajadores de África Subsahariana, viven en situación de pobreza extrema o moderada (es decir, con menos de $3.10 diarios).

DELOITTE: SÓLO 11% DE LAS EMPRESAS ESTÁN PREPARADAS PARA EL FUTURO

Sólo el 11% de las empresas globales reportan que están preparadas para construir la organización del futuro, concluye la última encuesta realizada por Deloitte a 10 mil líderes de recurso humano y negocios de 140 países.

Esta es la encuesta de Tendencias Globales de Capital Humano más grande y extensa que ha hecho Deloitte hasta la fecha, agrega el reporte, y fue revelada a la prensa panameña en días pasados. No obstante, agrega Deloitte, casi el 90% del recurso humano y líderes de negocios califican para construir la organización del futuro.

En su informe de tendencias globales de capital humano para 2017, titulado ‘reescribiendo las reglas para la era digital', Deloitte emite un llamado a la acción, para que las empresas reconsideren completamente sus estrategias de estructura organizacional, talento y recurso humano, para no quedarse atrás con la disrupción digital.

Según la compañía internacional, los avances tecnológicos han impactado la manera en que las empresas gestionan el talento de muchas maneras. Los equipos de recursos humano deben evolucionar e implementar nuevas herramientas y softwares que aporten valor a la organización, ya sea en la obtención de información relevante para la toma de decisiones de talento o en plataformas de capacitación que permitan a los colaboradores vivir experiencias de aprendizaje innovadoras que realmente generen un impacto en su desempeño.

En su estudio, Deloitte halló también que el recurso humano está luchando para mantenerse al día, y que solo el 38% de los profesionales son calificados como ‘buenos' o ‘excelentes'. El construir la organización del futuro exige un enfoque de equipo y centrado en el talento, añade.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, a medida que la fuerza laboral evoluciona, las organizaciones se están centrando en redes de equipo. Reclutar y desarrollar a la gente correcta es más importante que nunca, concluye al respecto. Al respecto, los encuestados señalan la adquisición de talento como uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las organizaciones, con 81% de las empresas que mencionan este punto como ‘muy importante' o ‘importante'. Sin embargo, mientras que Deloitte halló que las tecnologías cognoscitivas han ayudado a los líderes a mover la adquisición de talento al mundo digital, sólo el 22% de los encuestados describen a sus empresas como ‘excelentes' en construir una experiencia del empleado diferenciada, una vez que el talento ya ha sido adquirido.

De hecho, la brecha entre la importancia de la adquisición de talento y la capacidad de satisfacer la demanda aumentó en 14 puntos porcentuales en el último año, arroja el informe internacional. Para Jessika Malek, de Deloitte, ‘los cambios demográficos que viven las organizaciones actualmente, han traído un nuevo significado a la palabra carrera y crecimiento. Las nuevas generaciones buscan una organización que les brinde oportunidades de crecimiento y de desarrollo de nuevas habilidades. Ya no podemos percibir el crecimiento y la carrera como una instancia vertical basada únicamente en ascensos, sino más bien de crecimiento horizontal, donde se permita a los colaboradores tener experiencias de aprendizaje junto con sus equipos de trabajo'.

Por ello, agrega, es fundamental adoptar un enfoque integrado para la construcción de la experiencia del empleado, con una parte grande de esta centrada en ‘carreras y aprendizaje', lo que subió al segundo lugar en las listas de prioridades de recurso humano y de los líderes de negocios, con el 83% de los encuestados calificándolo como ‘importante' o ‘muy importante'.

Asimismo, Deloitte halló que a medida que las organizaciones se deshacen de sistemas anticuados heredados y desmantelan las jerarquías del ayer, es importante dar más importancia a implementar experiencias de aprendizaje interactivas para desarrollar líderes que puedan prosperar en el mundo digital de hoy y satisfacer las diversas necesidades de la fuerza laboral. La importancia del liderazgo como motor de la experiencia del empleado sigue siendo fuerte, ya que el porcentaje de empresas con programas vivenciales para líderes aumentó casi 20 puntos porcentuales de 47% en 2015 a 64% este año.