La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Economía

Superintendencia avala compra del Balboa Bank por un grupo "tico"

La SBP seleccionó al Grupo Bancario BCT debido a que la oferta del grupo costarricense hacen viable a corto y largo plazo la continuidad

a

La Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) informó ayer que la reorganización de Balboa Bank & Trust, Corp. y sus subsidiarias entra en su fase final.

‘Luego de un arduo y amplio proceso, y sobre la base de las dos propuestas vinculantes que se han evaluado, la SBP estima que la presentada por el Grupo Bancario BCT, de capital procedente de Costa Rica, con licencia general para operar en nuestra jurisdicción desde el año 1994, reúne los requisitos que permitirían completar un proceso de venta por el 100% de las acciones de Balboa Bank & Trust, Corp.', manifestó la SBP en un comunicado de prensa.

En mayo de 2016, la SBP tomó control administrativo y operativo de Balboa Bank & Trust, Corp., ante la circunstancia de que dicha institución bancaria, sus subsidiarias y su compañía tenedora de acciones, fueron incluidas en la denominada ‘Lista Clinton' de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Las consecuencias directas derivadas de esta acción fueron la imposibilidad del banco de acceder a sus activos líquidos para hacer frente a sus obligaciones.

Una vez completada la fase de toma de control administrativo y operativo, la SBP seleccionó la reorganización para salvaguarda del mejor interés de los depositantes.

La SBP comenta que el proceso se llevó a cabo invitando a todos los bancos del sistema. Sin embargo, solo trece bancos manifestaron interés, y de ellos, sólo uno presentó una oferta vinculante por el 100% de las acciones.

Posteriormente, un grupo de depositantes estimó factible organizarse con otro banco de licencia internacional de capital extranjero y con un grupo de inversionistas locales como alternativa.

Según la SBP, ambos oferentes tuvieron pleno acceso a los libros del banco y sus ofertas reflejan el valor que ellos le asignan a los activos y pasivos del banco, concluyendo ambos con la conversión de una parte de los depósitos en instrumentos de capital; la reducción de una porción de los depósitos para un grupo de depositantes; la adquisición del 100% de las acciones del banco, incluyendo la casa de valores (que es subsidiaria del banco).

Por ende, informó la SBP, la selección del Grupo Bancario BCT descansó en el análisis de las fortalezas que presenta su oferta, que hacen más viable, a corto y largo plazo, la continuidad operativa del Banco como un negocio en marcha.

En el documento, la SBP destacó que el Grupo Bancario BCT tiene activos consolidados que superan los $1,340 millones, un patrimonio que excede los $160 millones, con una trayectoria de 23 años en el mercado bancario panameño, donde ha desarrollado una base diversificada de negocios.

También es supervisado, en forma consolidada, por la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), de Costa Rica, entidad que notificó a la SBP que es un grupo bien manejado, con sanas prácticas bancarias y políticas conservadoras.

La fase final de la reorganización debe completarse con los consentimientos de los depositantes, que acordarán reducir el monto de sus depósitos; con las aprobaciones regulatorias correspondientes, tanto en Panamá como en Costa Rica; con las etapas que aseguren el cambio de control accionario y estructuras fiduciarias con los actuales accionistas controladores, que permita excluir al Banco de la lista de OFAC ante las autoridades del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

LOS PORMENORES DEL BANCO

La reorganización del Balboa Bank ha sido cuestionada por sus 4,800 cuentahabientes, la mitad son nacionales y el resto extranjeros que no residen en el istmo.

Desde mayo 2016, el banco fue intervenido por dos meses por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) y luego designó a Ariel Sanmartín como reorganizador.

En marzo 2017, hubo una reunión en la que les informan a los ahorristas sobre la propuesta de compra, pero los cuentahabientes perderían el 30% de sus ahorros; de lo contrario, el banco se declaraba en quiebra y perdían el 50% de los ahorros.

La propuesta no fue bien recibida y decidieron presentar una contrapropuesta que consiste en que los cuentahabientes inviertan una parte de sus ahorros, además de la participación de nuevos inversionistas dispuestos a salvar el banco.

En casi un año, el reorganizador ha usado $12 millones en gastos administrativos, incluyendo su salario de $20,000 al mes.

La intervención del Balboa Bank & Trust surgió luego de que uno de sus accionistas, Nidal Waked, fue incluido en la ‘Lista Clinton' de blanqueo, del Departamento de Tesoro de Estados Unidos, el 5 de mayo de 2016.