La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Gabinete aprueba convenios marítimos y aéreos con China

Los acuerdos fueron sellados durante la visita oficial del presidente Juan Carlos Varela a la nación oriental, el pasado 17 de noviembre de 2017

El presidente Juan Carlos Varela (d) y su homólogo chino, Xi Jinping (i), en Beijing, China 2017.

Dos acuerdos relativos al transporte marítimo y al transporte aéreo civil, suscritos el año pasado entre el presidente Juan Carlos Varela y su homólogo chino, Xi Jinping, fueron aprobados ayer por el Consejo de Gabinete, anunció el Gobierno panameño.

La Presidencia de la República destacó mediante un comunicado que el primero de los acuerdos firmados le otorga a Panamá el estatus de ‘nación más favorecida', lo cual permitirá seguir potenciando el registro de naves del país.

Pero también, agregó, le concede al país los beneficios en tarifas portuarias y trato preferencial que reciben los buques de registro internacional. Estos se le aplicarán a los barcos con bandera panameña que arriben a puertos en China.

Este convenio permite, además, el reconocimiento recíproco de los títulos marinos emitidos por ambos países. Asimismo, facilita el intercambio de información para mejorar la marina mercante de China y Panamá.

Sobre el acuerdo de transporte aéreo civil, sentaron las bases para el establecimiento de rutas directas, abriendo espacio para establecer vuelos comerciales o de cargas entre ambos países.

ACUERDOS

Lo que promueven los convenios.

El convenio de transporte marítimo permite el reconocimiento recíproco de los títulos de marina mercante emitidos por ambos países, facilita el intercambio de información para mejorar la marina mercante de ambos países.

El convenio aéreo civil contempla los derechos de tráfico para abrir nuevas rutas directas desde y hacia Panamá y China.

En el convenio se incluyen los derechos de tráfico aéreo para abrir nuevas rutas desde y hacia Panamá o la República Popular de China, lo cual ‘es un gran paso a la concretización del país como el hub Aéreo Internacional de las Américas', afirmó el Gobierno en el comunicado.

Dicho convenio permite que cualquier línea aérea designada pueda establecer acuerdos de comercialización cooperativa tales como el intercambio de códigos o espacios bloqueados, lo cual permitirá el comercio entre ambos países.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá ha dicho que ambas naciones podrán incluir hasta tres destinos en cada país, abriendo el espacio para establecer vuelos comerciales y/o de carga entre ambos países.

En diciembre pasado, ejecutivos de la aerolínea estatal Air China iniciaron contactos en la capital panameña para coordinar la apertura de su primer vuelo entre China y Panamá, con una escala técnica en Houston, Estados Unidos.

Tocumen S.A., que administra el Aeropuerto Internacional de Tocumen, informó entonces que Air China reiteró que instalará sus oficinas regionales en Panamá, e iniciarán los procesos de contratación de personal, lo cual supone la generación de más empleos para panameños por parte de una de las principales aerolíneas de Asia.

Los convenios aprobados por el Ejecutivo fueron firmados por el presidente pnameño Juan Carlos Varela y su homólogo chino, Xi Jinping, en el marco de la reunión oficial que tuvieron en Beijing, China, del 16 al 22 de noviembre de 2017.

Durante la visita de Varela a la nación oriental, se firmaron unos 19 instrumentos de cooperación distintos.

El pasado 13 de junio, Panamá estableció relaciones diplomáticas con China, tras su ruptura con Taiwán. En la nueva agenda bilateral, el Ejecutivo estableció 12 pilares entre ellos la cooperación judicial, mayor intercambio de turistas, aumento del intercambio comercial y fomento de la inversión de empresas chinas.

Actualmente, China es el segundo usuario más importante del Canal de Panamá, detrás de Estados Unidos, y el primer proveedor de la Zona Libre de Colón (ZLC). En los últimos años, cerca del 35% de las importaciones de la ZLC provenían de la República Popular China, según cifras de la Contraloría General y el Fondo Monetario Internacional (FMI).