Temas Especiales

03 de Feb de 2023

Economía

Superintendencia Bancaria responde a noticia

El balance de situación del Sistema Bancario Nacional muestra un total de activos de US$100,306 millones a noviembre de 2017

La Superintendencia de Bancos de Panamá envió una nota en referencia a la noticia publicada en la sección Capital, página 1B del día 28 de febrero, la cual reproducimos a continuación:

‘Nos referimos a la noticia publicada en el Diario La Estrella de Panamá, el día 28 de febrero de 2018, en cuya portada titulan: ‘Activos del sistema bancario caen 17%”. Es importante tomar en consideración los siguientes aspectos que sustentan la reducción de los activos líquidos del CBI y del SBN.

El balance de situación del Sistema Bancario Nacional (SBN) (bancos de licencia general) muestra un total de activos de US$100,306 millones a noviembre de 2017, lo que representa un crecimiento de US$782 millones, con respecto al mismo período del año anterior.

Por su parte, los activos totales del Centro Bancario Internacional (CBI) (bancos de licencias general e internacional) alcanzaron un saldo de US$118,931 millones, de los cuales US$66,903 millones representan el componente local, el cual creció 6.6% a noviembre de 2017.

No obstante, los activos líquidos del CBI y del SBN, reflejaron una reducción explicada en base al comportamiento del componente externo, la cual se da como consecuencia de la disminución de las captaciones externas.

Cabe resaltar que gran parte de esta reducción se sustenta en la disminución de las operaciones externas de un solo banco de capital extranjero, la cual representa el 76% de la caída del activo líquido del Sistema, que en valor absoluto suma US$1,991 millones. Estos movimientos de carácter intragrupo son producto del redireccionamiento de recursos en busca de operaciones más rentables.

Es importante destacar que la actividad comercial regional ha disminuido debido a la deceleración que muestran las más importantes economías de Suramérica, lo cual ha tenido un impacto en los activos de los bancos del CBI. Muchos de estos bancos prudencialmente han reducido sus activos y exposición en estos mercados. La relación del total de activo líquidos e inversiones negociables con respecto al total de activos se mantiene alrededor del 28% de hace un año, lo cual demuestra la estabilidad de este componente y la recomposición de estos elementos. Este tipo de estrategia ha permitido a los bancos mejorar sus niveles de rentabilidad, sin comprometer la salud financiera del CBI. Los datos más recientes muestran que el CBI mantiene robustos indicadores de solidez financiera, principalmente liquidez legal y solvencia, que marcan en casi el doble del mínimo requerido por la regulación.

Destacamos también que los análisis de sensibilidad, a través de pruebas de tensión bancaria en los rubros de liquidez, sugieren que en la actualidad el sistema bancario panameño cuenta con activos de rápida convertibilidad a efectivo. Dicho ejercicio arrojó que los bancos mantienen niveles de liquidez superiores a los requeridos por la regulación, aun ante posibles escenarios más restrictivos. Estos modelos de operación con respecto al componente de liquidez hacen que los bancos sean más resilientes. A noviembre de 2017, la liquidez promedio mensual registró un 58.7% para el Sistema Bancario Nacional.

También es importante destacar, que los depósitos (la principal fuente de fondos de la plaza), sigue creciendo en su componente local. Los depósitos locales se mantienen con una tendencia positiva al registrar un crecimiento de 3.2% en comparación a noviembre de 2016.

La industria bancaria está inmersa en procesos de mejoras de eficiencia (Ratio de Eficiencia 55.6%) y de racionalización de recursos, lo que ha dado lugar a incrementos de rentabilidad durante el año.

Vale anotar que la eficiencia del CBI, durante el período analizado, mostró una significativa mejora, lo que permitió un aumento de 11.2% de la rentabilidad, sustentado por una reducción en los egresos y un aumento en los ingresos de operaciones financieras, que indica que las entidades de intermediación financiera han mejorado sus procesos de gestión y optimización de costos financieros. Este comportamiento es aún mejor al cierre de diciembre 2017, que según cifras preliminares el nivel de utilidades mejora aun más.

Esta Superintendencia de Bancos se mantiene vigilante de la solidez y solvencia del CBI.

Solicitamos, se conceda a la presente nota informativa, un tratamiento especial dadas las afirmaciones expuestas.

Atentamente,

Ricardo G. Fernández D.

Superintendente

Superintendencia de Bancos de Panamá