La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

Seguridad social, el tema que nadie quiere tocar

Las protestas por reforma de seguridad social habían dejado un saldo de más de veinte muertos y cientos de heridos en Nicaragua.

Los nicaragüenses se volcaron a la calle en protesta por el aumento de cuotas de seguridad social.

Y no es para menos. Las protestas por reforma de seguridad social habían dejado un saldo de más de veinte muertos y cientos de heridos en Nicaragua.

El vecino país centroamericano se encendió en movilizaciones y enfrentamientos luego de que el gobierno de Daniel Ortega subiera la cuota que pagan los empleados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) de 6.25% a 7% a partir del 1 de julio próximo.

En el mismo paquete se aumentó la cuota obrero patronal de forma escalonada. Este año aumentará de 19% a 21%, y se le adicionará 1% en el 2019 y 0.5% en el 2020, para llegar a un 22.5%.

También agregaron la cotización perpetua, donde los que ya gozan de jubilación aportarían 5% para costear el programa de pensiones de sus beneficiarios y eliminaron el salario máximo para cotizar, cuyo tope era de unos $2,800.

Los empresarios nicaragüenses protestaron por el aumento unilateral, vía decreto presidencial. Población y gremios inconsultos.

En el plano local, los últimos dos gobiernos, el pasado y el actual, han evadido el tema por el costo político que implica, dejando a las últimas reformas hechas al programa, sin la segunda parte con la que fueron concebidas.

El millonario desfalco, hasta ahora cifrado en $300 millones por el director de la Caja de Seguro Social pone el dedo sobre la llaga, y la falta de estudios actuariales recientes hacen más denso el panorama. Ojalá que llegado el momento, el remedio no sea peor que la enfermedad.