La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Economía

Zonas francas, vulnerables al flujo de bienes ilícitos

Las debilidades que presenta Panamá en torno al tema de gobernanza, transparencia y controles aduaneros, favorecen el comercio y las actividades ilegales

El Índice del Entorno Global del Comercio Ilícito coloca a Panamá y a la Zona Libre Colón entre las zonas más vulnerables para el comercio y las actividades ilegales del mundo.

El análisis, presentado este jueves por el Consejo Empresarial para el Entendimiento Internacional (BCIU), la Alianza Transnacional Para Combatir el Comercio Ilícito (TRACIT) y la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU), desnuda las debilidades que tiene el país en el tema de gobernanza, transparencia y controles aduaneros efectivos.

De los 84 países evaluados, siendo las primeras posiciones las menos vulnerables, Panamá ocupa la posición número 54, en peor situación que el vecino país de Colombia, que se situó en el lugar 43.

El documento también sitúa a las Zonas de Libre Comercio como el ‘niño problema' del comercio global, a pesar de su valiosa contribución para facilitar el comercio y estimular el crecimiento económico.

Se examinaron estas zonas comerciales en cinco países: Panamá (ZL Colón), Belice (ZL Corozal), Colombia (Zona de Régimen Aduanero Especial de Maicao), Emiratos Árabes Unidos (ZL Jebel Ali), y Singapur, que tiene un total de nueve zonas libres.

De acuerdo con el estudio, estos polos son valiosos por su contribución en facilitar el comercio, pero son criticados por las vulnerabilidades que pueden aupar muchas formas de comercio ilícito, entre otras actividades ilegales.

Explica que al atraer negocios con la promesa de un entorno libre de impuestos y con poca regulación, los gobiernos en todo el mundo han creado, dentro de sus fronteras, paraísos no monitorizados y maduros para las operaciones criminales, inclusive para aquellas relacionadas con las redes del crimen organizado transnacional.

De hecho, el Reporte del Comité de Transparencia de Panamá consideró a las empresas que operan en la Zona Libre de Colón y en zonas francas de exportación, como de riesgo para flujos ilícitos de capital y/o evasión de impuestos por la falta de controles o su ejercicio débil o indebido en Panamá.

‘Prácticas de trasbordo engañosas, el mal etiquetado y facturas fraudulentas permiten a comerciantes ilegales evitar sanciones, tarifas comerciales y regulaciones al ofuscar la identidad del país de origen o la naturaleza ilícita de los bienes, a la vez que los países de destino final.', dijo Cindy Braddon, jefa de Comunicación y Políticas Públicas de TRACIT.

Los operadores criminales explotan las zonas desreguladas para fabricar o armar productos a partir de materia prima o subcomponentes, y luego empacan el producto ilícito final para nuevos envíos.

‘El comercio ilícito está desenfrenado en la región, como un destino para productos ilegales y falsificados desde Asia, y como un centro de distribución notorio que prospera con una gobernanza limitada en las tres zonas libres de comercio más grandes', indicó.

El índice mide la capacidad estructural de ofrecer protección contra el comercio ilícito, por medio de 25 indicadores relacionados con políticas, aspecto legal, regulatorio, económico, comercial, institucional y cultural.

El análisis se construye en torno a cuatro categorías principales, cada una de las cuales comprende una serie de indicadores. Las cuatro categorías son: políticas de gobierno, oferta y demanda, transparencia y comercio, y el entorno aduanero.

En este sentido, Irene Mía, editora de la sección económica de la revista ‘The Economic', explicó a este diario que Panamá es uno de los países que no se ha adherido al Protocolo de Kioto, y que aunque es el mismo caso de la mayoría, al adoptarlo demostraría un compromiso mayor, por parte de las autoridades, de monitoreo ese comercio, que no va a desaparecer.

La especialista considera, incluso, que este tipo de comercio va a crecer en el futuro, por lo que recomendó que Panamá debería fortalecer esos mecanismos y comprometerse más con el control de lo que se transita.

El Convenio de Kioto Revisado (CKR) es el principal convenio de facilitación del comercio aduanero, armonizando y simplificando los procedimientos y las prácticas aduaneras. Para lograrlo, el convenio proporciona estándares y prácticas recomendadas para los procedimientos y técnicas aduaneras modernas.

En esa línea, el estudio indica que Panamá no solo no ha aceptado ninguno de los capítulos en el Anexo D, sino que ni siquiera es una parte contractual en la Convención Revisada de Kioto. Eso da como resultado una puntuación de cero en el indicador.

El Índice Global clasificó a la Zona Libre de Colón severamente en la categoría de transparencia y comercio, donde figura casi de última, en la posición 80. También tiene una puntuación de cero en el indicador de gobernanza de la ZLC.

La Zona Libre de Colón fue identificada por expertos y analistas como zona carente de controles efectivos, y por lo tanto, con poco nivel de aplicación de las leyes, especialmente el contrabando de cigarillos.

El documento explica que esta es una medida para entender hasta qué punto las economías del mundo posibilitan (o inhiben) el comercio ilícito a través de políticas e iniciativas para luchar contra el comercio ilícito.

En recientes declaraciones, el gerente general de la Zona Libre de Colón (ZLC), Manuel Grimaldo, aseguró que han hecho una serie de adecuaciones en la zona franca panameña, que van desde regulaciones en ‘e-commerce', la ‘Ventanilla Única' como parte de la modernización de Colón, la reglamentación de la Ley 8 de abril de 2016 para actualizar los estándares de la Zona Libre de Colón y ‘mano dura' en el tema de contrabando de cigarrillo y licor.

Por su parte, Usha Mayani, presidenta de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón, dijo que la zona franca panameña, al igual que el país, cuenta con normas estrictas en áreas vinculadas al comercio que se produce en estas áreas especiales, los cuales buscan prevenir este tipo de situaciones, por lo tanto ‘no' cree que la zonas francas sean propicias para el comercio ilícito, y que al contrario, son tierra fértil para el comercio mundial.

Sin embargo, piensa que este tipo de documentos representan una oportunidad, que de ser considerada por la administración de la Zona Libre de Colón, podría contribuir a seguir fortaleciendo la seguridad y transparencia.

**987==========

Zonas francas en Panamá

La Zona Libre de Colón (ZLC) es la más importante del hemisferio occidental. Creada en Junio de 1948, ha servido por 69 años como el principal centro comercial para América Latina y el Caribe. Además de ésta, en Panamá existe otras 16 zonas francas. De estas, 10 están activas y 6 en desarrollo, con una concentración en las ciudades de Panamá y Colón. Dentro de éstas existen registradas 117 empresas. Las zonas francas en Panamá están amparadas bajo la Ley 32 de 5 de abril de 2011, que ofrece beneficios fiscales, migratorios y laborales.

‘Esta administración está dando los pasos necesarios para adecuar la Zona Libre de Colón y parar el contrabando',

MANUEL GRIMALDO

GERENTE GENERAL DE ZONA LIBRE DE COLÓN