25 de Sep de 2021

Economía

Hectareaje de cebolla merma 66.6% en una década, según Acpta

En 2008 se sembraban 1,200 hectáreas de cebolla y diez años después, solo 400 hectáreas. Se ha disminuido 800 hectáreas.

La Asociación de la Comunidad Productora de Tierras Altas (ACPTA) alertó de que la producción de cebolla en las principales regiones productoras del país cayó 66.6% en la última década y sigue perdiendo terreno.

Los productores nacionales insisten en que gran parte del problema es por causa de las importaciones y acusan a las autoridades de haber ‘arruinado' el rubro.

Para el 2008, el promedio anual de siembra de cebolla era de unas 1,200 hectáreas, una cifra que años más tarde, en el mejor de los casos, no alcanzó ni las 400 hectáreas sembradas por año, lamentó en entrevista con La Estrella de Panamá el presidente de la ACPTA, Lorenzo Jiménez.

Esto significa que en los últimos diez años se ha dejado de sembrar unas 800 hectáreas de cebolla, lo que, según Jiménez, equivale a que ‘se ha perdido un 66.6% de lo que antes se sembraba'.

Cifras de la Contraloría General de la República constatan que para el año 2010-2011 se sembraron 2,040.74 hectáreas de cebolla, de las cuales se perdieron unas 192.11 hectáreas. El hectareaje sembrado dejó un rendimiento de cosecha de 207,876 quintales.

Mientras que para el periodo 2016-2017 el hectareaje se redujo a 427.9 hectáreas, lo cual dejó un rendimiento de 590 quintales de cebolla, según un informe agrícola del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA). No se encontró cifras de la Contraloría para este periodo.

Las pérdidas que sufren los productores es tal que para el primer semestre del 2018, se perdieron unos 5 mil quintales en campo por falta de mercado, denunció el productor Augusto Jiménez.

Los 5 mil quintales de cebolla que no pudieron ser ubicados en los puestos de venta equivalen a un estimado de $150,000 en pérdidas económicas. Durante ese periodo, el quintal del bulbo se comercializó a $30.00 y actualmente está en $35.00, detalló el productor.

El productor achaca la pérdida de la producción del rubro a las ‘importaciones'. ‘No hay otra explicación', insiste.

Augusto Jiménez es otro productor que en reiteradas ocasiones ha denunciado que las importaciones están poniendo en riesgo la cosecha nacional, y asegura que se está trayendo cebolla de afuera en época de cosecha local y ‘vencida', con más de 120 días y con ‘plagas', en el peor de los casos.

‘Las autoridades han arruinado el rubro por la inseguridad del mercado y por la facilidad de importar cebolla e incluso con plagas cuarentenarias', advirtió el cebollero.

Por su parte, el presidente de ACPTA aclaró que la merma en el hectareaje de la producción de cebolla es a nivel general, y explicó que en Tierras Altas el impacto ha sido aún mayor, porque generalmente es la región donde más se siembra el bulbo en el año, mientras que en provincias centrales solo se siembra una vez al año, que es durante la época de verano.

Se prevé que para esta época en Cerro Punta se van a sembrar más de 200 hectáreas y para el resto de la región productora, aún no se tienen los datos.

El líder de ACPTA destacó que la pérdida de hectareaje se viene registrando desde el 2010, coincidiendo con los años en que los precios a nivel mundial se habían disparado. ‘No había cebolla barata en ninguna parte, ni siquiera en Panamá', apunta.

Datos mundiales de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odespa) del Gobierno de Chile indican que los precios promedio de la cebolla varían año tras año, pero se observa una tendencia al alza. Los niveles más altos se alcanzaron en el año 2009, debido a una menor producción, como resultado de la disminución en la superficie plantada, destaca.

Y fue precisamente este hecho —añadió Jiménez— lo que motivó a los productores a sembrar cebolla nuevamente. Y de 2010 hacia el 2011 se sembraron unas 1,200 hectáreas, logrando unos cebollales ‘buenísimos'.

Sin embargo no todo fue positivo, pues de enero a junio de 2011 los productores perdieron unos $50 mil quintales del bulbo por falta de mercado. ‘No hubo venta', se quejó el productor chiricano. ‘Desde entonces no hemos tenido esa seguridad jurídica y cada día las hectáreas se siguen perdiendo aún más...', remarcó.

Jiménez asegura que actualmente los productores nacionales tienen las hectáreas para sembrar la cebolla para abastecer el mercado, pero esas hectáreas están siendo utilizadas para sembrar otros rubros, como zanahoria y apio, aunque sus precios son ‘irrisorios'.

‘Situaciones como estas (como las que ocurrieron en 2010-2011) son las que los productores analizan: si voy a sembrar algo para peligrar perderlo, entonces mejor no me voy a atrever', subrayó.

El productor destacó que le entregaron al MIDA un plan de abastecimiento de cebolla, pero hay trabas que no se lo permiten, pues se les exige que éste tiene que estar adjunto a algunos arreglos fitosanitarios.

Los productores alertaron de que el no diseñar un plan para recuperar el sector podría traer como consecuencia la ‘desaparición' de los productores. ‘Cada día están sembrando menos cantidad, y esa parte nos preocupa mucho. Sería como una crónica de una muerte anunciada si desaparecen los productores', afirmó.

A finales de agosto, los productores de Acpta también le solicitaron al administrador de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), Luis Benavides, derogar una serie de resueltos emitidos por la entidad para importar cebolla de Holanda porque consideran favorecen la importación de cebolla de ese país e incrementan los riesgos de entrada al país de plagas cuarentenarias.

En su momento, el embajador de los Países Bajos (Holanda), Dirk Janssen, se refirió al tema asegurando que ‘en Holanda las cebollas solamente pueden ser exportadas después de un estricto control de la Autoridad Fitosanitaria Holandesa'.

En 2016, ambos países acordaron un protocolo del Reglamento Técnico de Copanit 52-17 acerca de la importación de cebollas , en el cual quedó establecido, entre otros aspectos, que este rubro sólo puede ser vendido a este país dentro de 120 de la fecha de cosecha.

La semana pasada circuló por las redes sociales un documento aduanero sobre la importación de cebolla de Perú para el Programa para la Solidaridad Alimentaria del Instituto de Mercadeo Agropecuario, pero esta lo desmintió: y Benavides aseguró que Perú y Brasil no están habilitados para exportar a Panamá.

PÉRDIDAS DE LA PRODUCCIÓN

Hectareaje y quintales perdidos de cebolla

Unas 800 hectáreas de cebolla se perdieron en la última década.

Unos 5 mil quintales perdieron los productores en campo por falta de mercado. Esto llevó a unos $150 mil en perdidas económicas.