Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Economía

Brecha salarial de género sigue siendo alta, alerta la OIT

Un nuevo estudio de la OIT, con datos de 73 países y que abarca alrededor del 80% de los asalariados del mundo, constata que las mujeres perciben un salario 20% inferior al de los hombres

Brecha salarial de género sigue siendo alta, alerta la OIT
Distribuir las obligaciones familiares podría empoderar a las mujeres.

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) alertó en su último Informe Mundial sobre Salarios 2018 que las diferencias de remuneración entre hombres y mujeres continúa siendo alta.

El documento, realizado en base a estadísticas procedentes de 73 países y que abarca alrededor del 80 % de los trabajadores a nivel mundial, constata que las mujeres perciben un salario 20% inferior al de los hombres en todos los países.

El informe revela, además, que en los países de altos ingresos, la diferencia de retribución entre ambos sexos es más elevada en el extremo superior de la escala salarial, mientras que en los países de ingresos bajos y medios, es mayor entre los trabajadores peor remunerados.

FACTORES

Las disparidades salariales de género.

Las mujeres con hijos generalmente perciben salarios inferiores.

Los salarios de mujeres y de hombres también tienden a ser inferiores en las empresas y profesiones que generalmente desempeñan las mujeres.

También señala que las explicaciones tradicionales, como las diferencias en los niveles de educación entre mujeres y hombres que tienen un empleo asalariado, desempeñan un papel limitado para explicar las brechas salariales actuales.

‘En numerosos países, las mujeres tienen un nivel de educación más alto que el de los hombres pero perciben salarios inferiores, aun cuando trabajen en las mismas categorías profesionales', dijo Rosalia Vázquez-Álvarez, especialista en econometría y salarios de la OIT y una de las autoras del informe, en un comunicado.

Otro factor que tiene peso en las disparidades salariales es la maternidad, pues considera que las mujeres con hijos generalmente perciben salarios inferiores a los de las mujeres que no tienen hijos. Esto puede estar relacionado con multitud de factores, como las interrupciones en la carrera profesional, la reducción del horario, trabajos que permiten conciliar la vida profesional y la familiar con salarios más bajos o decisiones estereotipadas sobre los ascensos a nivel empresa. Una distribución más equitativa de las responsabilidades familiares entre hombres y mujeres, en muchos casos, le permitiría a las mujeres tomar decisiones profesionales diferentes.

Los salarios de mujeres y de hombres también tienden a ser inferiores en las empresas y en las profesiones con una fuerza de trabajo predominantemente femenina.

Para el director general de la OIT, Guy Ryder, las disparidades de remuneración por razón de género constituyen una de las mayores manifestaciones de injusticia social de la actualidad, y todos los países deberían esforzarse por comprender mejor qué se esconde detrás de esto y avanzar más rápidamente hacia la igualdad de género. Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 8), en específico la meta 8.5, establece para ‘de aquí a 2030, lograr... la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor'.