La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Los clientes que Owens ayudó a defraudar - y por los que se le acusa-

El ICIJ descifró los nombres de los cuatro clientes (de cinco) que estaban en la causa que abrió el Departamento de Estado  el pasado martes.

Abogado panameño, Ramsés Owens.

La causa abierta por el Departamento de Justicia el pasado martes 4 de diciembre contra el abogado panameño Ramses Owens, un contador estadounidense y dos ciudadanos norteamericanos más, sólo identificó por nombre a uno de los clientes a quienes, según el Departamento de Justicia, Mossack Fonseca ayudó a eludir los impuestos de ese país.

La demanda, que se concreta como la primera en Estados Unidos tras dos años de la publicación de los Panama Papers por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) solo identificó a Harald Joachim Von der Goltz como el “cliente #2”. Se trata de un ciudadano de origen alemán con residencia de Estados Unidos y que usaba los servicios de la firma desde 1980. Para el año 2012, su movimiento de activos a través de la firma superaba los 35 millones y en palabras del abogado panameño citado en los correos dados a conocer por ICIJ, era “sin duda el cliente más grande de la firma en Estados Unidos”.

Pero la causa abierta por el Departamento de Justicia describía a cuatro clientes más, que sin dar nombres, relataban la supuesta asociación del contador norteamericano Richard Gaffey y el abogado panameño Ramsés Owens, ambos empleados de Mossack Fonseca en su momento, como artífices del esquema para “omitir falsamente la declaración de sus activos a través de cuentas offshore -para eludir impuestos – y la preparación de esquemas para luego repatriar esos fondos al sistema bancario estadounidense.

El ICIJ desempolvó los 11.5 millones de documentos para identificar a los 4 clientes de la firma cuyos casos se describen en la demanda pero omitiendo sus nombres. Cruzando las descripciones, identificaron a la “cliente #1” como Marianna Olszewski, una ciudadana norteamericana que vivió en Londres alrededor del año 2001 y que según la causa, repatrió $3 millones a los Estados Unidos alegándolos falsamente como el producto de la venta de una compañía.

Ver:  https://www.documentcloud.org/documents/5453081-Client-1-Manhattan-Hotel.html

El “cliente #3” es, según ICIJ, William Ponsoldt, un criador de caballos y magnate de bienes raíces fallecido en octubre de 2017. Ponsoldt compró un apartamento en Grand Bay Towers en Panamá y omitió declarar – amparado en recomendaciones de Mossack Fonseca – la suma de $8 millones al fisco norteamericano entre 2004 y el 2016.

Ver: https://www.documentcloud.org/documents/5453103-Client-3-Panama-Condo.html

Christopher Ponsoldt, hijo del “cliente #3” es a quien el consorcio de periodistas identificó como el “cliente #4, y quien según la causa legal, transfirió $1.6 millones a Mossack Fonseca entre 2006 y 2008 en transferencias por montos menores a $10 mil cada una para evitar alertas bancarias. La firma legal depositó este dinero en bancos de Suiza, Andorra y Panamá a través de la creación de sociedades anónimas “fantasmas”. Owens es señalado en este capítulo por sugerir al Christopher Ponsoldt que una vez falleciera su padre (William Ponsoldt), éste podría recibir el dinero de vuelta “libre de impuestos” disfrazándolo como ingresos o gastos corporativos.

Ver: https://www.documentcloud.org/documents/5453097-Client-4-Travel-to-Panama.html

El “cliente #5” que traza el ICIJ como “Jurgen Wolff es un escritor de libros y guiones norteamericano que vive en Londres y que omitió declarar sus activos entre 2008 y 2013 por “recomendación de Mossack Fonseca”. El Departamento de Justicia matizó el hecho de que Wolff decidió declararlos voluntariamente en 2014.

Ver: https://www.documentcloud.org/documents/5453093-Client-5-Travel-to-Panama.html

El abogado panameño Ramsés Owens fue detenido la noche de este 6 de diciembre cuando ingresaba a su residencia en Costa Serena, en Costa del Este y en conexión a la investigación que adelanta el Ministerio Público por presunto blanqueo de capitales durante su asociación con la firma Mossack Fonseca. Por esta investigación ya había sido indagado y favorecido con una fianza que omitió consignar; hecho que sustentó la Fiscalía Segunda para ordenar su detención..

Dos días antes, el cuatro de diciembre, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos hizo pública la causa que emplazaba a cuatro personas, entre ellos el "cliente #2",  el contador norteamericano Richard Gaffey, Dirk Brauer, ex gerente de inversiones de Mossfon Assets y el abogado panameño Ramsés Owens, también ex empleado de Mossack Fonseca.