La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Economía

Aumento de luz será cargado al presupuesto

El valor del subsidio será revelado entre el jueves y viernes de la próxima semana. Supone un alza del 15 al 18% de la tarifa del primer semestre de 2017

Roberto Meana, director general de la ASEP, en conferencia de prensa.

La tarifa eléctrica no impactará el bolsillo de los consumidores, al menos para el próximo semestre. En una movida idéntica a la utilizada por el Gobierno en la pasada revisión tarifaria de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP), el mandatario prometió cargar el aumento —aún sin cifrar— al presupuesto general del Estado 2019.

El aumento en la tarifa eléctrica producto de la pasada revisión de ASEP —que se realiza cada semestre— era del 8%. Tras oposición y reclamos de la población, el Gobierno ‘asumió' el aumento y utilizó la coyuntura para solicitar una dispensa fiscal de $300 millones a la Asamblea Nacional.

Roberto Meana, regente de la ASEP, confirmó ayer en conferencia de prensa que el Estado asumirá el ajuste ‘para beneficiar a la población', monto que ‘oscilaría entre el 15 al 18%' en comparación a igual periodo de 2017.

La nueva tarifa fue aprobada por el Consejo Económico Nacional (CENA), el pasado 13 de diciembre, pero será revelada entre jueves y viernes de la próxima semana.

Los beneficiados serán los clientes residenciales y comerciales. Paralelamente, Meana pidió que apliquen medidas de ahorro en el consumo de la energía eléctrica.

‘No es un acto de carácter político ni antojadizo. Cada Gobierno es responsable de su plan de energía durante el tiempo que le corresponda',

ROBERTO MEANA

DIRECTOR GENERAL DE LA ASEP

El funcionario también justificó el hecho de que el Gobierno varelista haya salido al paso para asumir el aumento. ‘No es un acto de carácter político ni antojadizo. Cada Gobierno es responsable de su plan de energía durante el tiempo que le corresponda', advirtió.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo, de la Contraloría General, revelan que de enero a octubre pasado, la oferta energética fue de 8,990.9 millones de kWh, lo que supone una leve alza de 1.6%, en comparación con igual periodo de 2017, cuando la oferta disponible fue de 8,851.8 millones de kWh.

Por su parte, Víctor Urrutia, titular de la Secretaría Nacional de Energía, explicó que la oferta no es un problema en estos momentos, ya que con la planta de Minera Panamá —que ya está en funcionamiento— y con la planta de gas de AES, ‘podemos afrontar el fenómeno de El Niño'.

Incluso, Urrutia habló de una posible sobreoferta cuando llegue a operar la planta de gas de Martano. ‘Eso se está viendo en este momento', adelantó.

El aumento es producto de un lastre en pérdidas por la imposibilidad de transmitir la energía de las generadoras hacia las distribuidoras, como efecto directo del atraso en la entrada de la tercera línea de transmisión.

También llega en momentos en que Etesa es cuestionada por no realizar las inversiones en transmisión que vayan en línea con las realizadas por los sectores privados en generación y distribución, causando un cuello de botella que golpea directamente, y al parecer, siempre, al consumidor final.