La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Economía

Tasa de vejez aumentará 59% para el año 2030: Cepal

El incremento del envejecimiento en América Latina en la próxima década se atribuye a la caída de la fecundidad. La Comisión ubica a Panamá entre los países que entrarán en un proceso de vejez avanzada

El proceso del envejecimiento se está dando de forma acelerada, según Cepal.

La población actual de América Latina y el Caribe es de alrededor de 652 millones de habitantes, de la cual el 25% tiene menos de 15 años y las personas mayores de 60 años representan el 12% del total de la población.

Sin embargo, desde fines de la década del sesenta, la región ha experimentado importantes cambios en su dinámica demográfica, donde el proceso de envejecimiento se produce de manera más rápida, y se prevé pasará de 70 millones de personas mayores (en 2015) a 119 millones (en 2030), lo que supone un aumento del 59% para la próxima década. Se estima que para ese periodo la proporción de personas mayores sobrepasará a los menores de 15 años.

La razón: la caída de la fecundidad es la principal característica de la transformación demográfica regional en la segunda mitad del siglo XX, según un nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), titulado ‘Envejecimiento, personas mayores y agenda 2030 para el desarrollo sostenible, perspectiva regional y de derechos humanos'.

En ese sentido, señala que América Latina y el Caribe pasó de tasas de fecundidad muy altas (5.5 hijos por mujer), en comparación con el contexto mundial en el período 1965-1970, a tasas levemente inferiores al nivel de reemplazo (2.05 hijos por mujer) entre 2015 y 2020.

Aunque las proyecciones aún indican un aumento de la población de 730 millones de personas en 2050, hacia final del siglo XXI se prevé que se haya reducido a cerca de 690 millones de personas.

VEJEZ POR REGIÓN

La secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, destacó en el documento que en la región el proceso de envejecimiento se produce de manera más rápida, pasando de 70 millones de personas mayores (en 2015) a 119 millones (en 2030), lo que supone un aumento del 59%.

AUMENTO DE LA VEJEZ

Para 2030, el número de personas mayores de más de 60 años se incrementará a

119

millones. Se prevé que para ese periodo la proporción de población envejecida sobrepase a la de menores de 15 años.

69.9%

Aumentará el índice de envejecimiento en Panamá en los próximos años, según el informe de Cepal.

‘El aumento absoluto y relativo del grupo de personas de 60 años y más será muy rápido'. Sin embargo, ‘Europa es y seguirá siendo el continente más envejecido del mundo', afirmó Bárcena.

En este sentido, estima que entre 2017 y 2030 la población mayor de 60 años se incrementará a un ritmo promedio anual del 3.5%, y en el período de 2030 a 2060 será más acelerada, con una tasa de crecimiento promedio del 5.1% anual para ese período.

También detalla que los países que transitarán a etapas más avanzadas del envejecimiento demográfico son, por ejemplo, Belice, Bolivia, Guatemala y Haití, que estarán en una etapa moderada del envejecimiento.

Mientras que nueve países (Ecuador, Granada, Guyana, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela) se ubicarán en la fase moderadamente avanzada.

Por su parte, en una etapa de envejecimiento avanzado se encontrarán Antigua y Barbuda, Argentina, eBrasil, Colombia, El Salvador, Jamaica, México, Panamá, Perú, San Vicente y las Granadinas, Suriname y Santa Lucia.

Por su parte, siete países de la región (Bahamas, Barbados, Chile, Costa Rica, Cuba, Trinidad y Tabago y Uruguay) se ubicarán en una etapa muy avanzada del envejecimiento. En todos ellos la proporción de personas mayores será superior al 20%.

En Panamá el índice de envejecimiento aumentará 69.9% para 2030.

Mientras que a nivel mundial, entre 2015 y 2030 la población de 60 años y más se elevará de 900 millones a más de 1,400 millones de personas. Lo anterior supone un incremento del 64% en esta población, en tan solo 15 años. En términos relativos, el porcentaje de esta población pasará del 12.3% en 2015 al 16.4% en 2030.

La Cepal indica que más allá de las cifras, lo más inquietante para la región es el escenario en el que ocurre el envejecimiento poblacional, caracterizado por la desigualdad, la pobreza, el agotamiento de un modelo de crecimiento económico insostenible, y el avance del desempleo y del empleo de baja productividad.

Frente a ello, sugiere que la planificación basada en los escenarios demográficos es más importante que nunca, puesto que, aunque existan variaciones, ofrece un marco que permite la adopción de decisiones trascendentales para el desarrollo de los pueblos.

El organismo remarca que desde hace más de 20 años, ha insistido en que, además de tener en cuenta el crecimiento de la población de edad avanzada —los llamados baby boomers en los países anglosajones—, hay que preocuparse de los encargados de sostener los principales cambios demográficos, a partir de la segunda mitad del presente siglo.

Ello, aunado a otros factores, particularmente aquellos relacionados con las decisiones económicas y sociales de los gobiernos, muestran que el cambio de estructura por edades de la población es uno de los elementos fundamentales para definir y ahondar en las reformas necesarias para alcanzar el bienestar de los países y sus ciudadanos.

Según el organismo, la Convención Interamericana es un instrumento legal valioso para los países de la región, sobre todo porque permite que las personas mayores defiendan y hagan respetar sus derechos.

En 2015, con la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el tema de las personas mayores se incluyó explícitamente en algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).