26 de Sep de 2022

Economía

Mi cliente está enamorado

Mi empresa, mi visión

Todos los días tratamos con personas que son nuestros clientes o futuros prospectos y lo más importante es que los clientes logren enamorarse de nosotros; y a los prospectos, conquistarlos. Sin importar la situación en que se encuentre la empresa, la economía, el mercado y otros factores, lo que mantendrá a flote el movimiento de la empresa es la cantidad de clientes y la cantidad de prospectos que se conviertan en consumidores de nuestro producto y servicio.

Ahora, ¿cómo enamorar a mi cliente?

1. Arrancamos con un buen servicio al cliente. No solo se trata de la amabilidad, sino más bien de ser creativos a la hora de resolver una situación al cliente, ser ágiles y comprometerse en darle respuesta. Así te ganarás su confianza.

2. Mantén la comunicación con el cliente. Puede ser que ofrezca un producto o servicio cuyo consumo no sea constante, pero que eso no impida que le puedas mandar un correo o llamarlo para ver cómo van las cosas en la empresa. Es recomendable tener esa comunicación con el cliente por lo menos una vez al mes.

3. Recuerda que los clientes compran emociones y sentimientos: Usa un sistema automatizado que recuerde las ofertas, promociones, actividades o un valor agregado tangible que logre satisfacer su necesidad.

Es necesario trabajar en dos direcciones: por una parte, construir la infraestructura necesaria para la demanda que captemos y por la otra, asegurar instrumentos de mercadeo adecuados

4. No eches al piso tu imagen. Un cliente siempre busca algún respaldo de la marca. Esto significa que se siente seguro. La imagen no es la apariencia física, también involucra la parte interna, como los colaboradores y empleador; y la externa, la sociedad, el medio ambiente.

5. Capacita a tu personal sobre este tema.

6. Utiliza la tecnología, ella brinda grandes funcionalidades al servicio del cliente.

Como mencioné en las primeras líneas, enamoras al cliente y conquistas al prospecto.

Rápidamente, algunos ‘tips' para conquistar a los prospectos:

1. Asegúrate de tener tu mercado objetivo claro. Si sientes que estás siendo rechazado de manera constante, aunque sabes que lo que ofreces es bueno, lo más seguro es que estás en el mercado equivocado.

2. ‘Byer person'. Es una representación física de un cliente y se va construyendo a medida que conversas con esa persona. Esta conversación debe incluir los beneficios que espera el consumir del producto o servicio, las necesidades, problemas, el cliente meta, los criterios para evaluar una posible solución, las preguntas o inquietudes que surgen cuando se trata de resolver un problema.

3. Otra vez la tecnología es nuestro aliado: En la página web, genera un call to action que provoque la curiosidad del prospecto, acompañado de una página web amigable y otros factores relevantes.

Todo cliente cuesta por el tiempo invertido, y cuesta mucho más cuando se pierde, porque, a la larga, ese cliente puede afectar la prospección de interesados.

ESPECIALISTA PYMES