La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Economía

El "brexit" castiga a los grandes partidos británicos y alza a los eurófobos

El Gobierno conservador de la primera ministra, Theresa May, intentó evitar hasta el último momento la celebración de los comicios comunitarios en el Reino Unido,

El "brexit" castiga a los grandes partidos británicos y alza a los eurófobos

La parálisis en el proceso de salida de la Unión Europea (UE) amenaza con castigar a los dos principales partidos británicos, conservadores y laboristas, en las elecciones europeas de esta semana, en las que según las encuestas ganará el ultranacionalista Partido del Brexit.

El Gobierno conservador de la primera ministra, Theresa May, intentó evitar hasta el último momento la celebración de los comicios comunitarios en el Reino Unido, pero la imposibilidad de ratificar a tiempo el acuerdo de salida de la UE en la Cámara de los Comunes le ha obligado a participar.

La llamada a las urnas, prevista para el próximo jueves en el Reino Unido, se interpreta por algunos analistas como una repetición del referéndum de 2016, en la que los británicos tenderán a dejar de lado las cuestiones domésticas y decidirán su voto en función de su voluntad de salir o permanecer en el bloque comunitario.

La formación de May afronta la mayor amonestación de los electores, por no haber hecho realidad desde el Ejecutivo el resultado del plebiscito de hace tres años, y corre el peligro de quedar relegada a la cuarta o la quinta fuerza en las europeas, con en torno al 10 % de los votos, según una encuesta de YouGov publicada recientemente.

La nueva formación de Nigel Farage, antiguo líder del eurófobo Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), puede obtener en cambio el 34 % de los apoyos.

"El Partido del Brexit estará al frente de la ola de sentimiento contrario a la Unión Europea, que se ha incrementado debido a la falta de implementación del 'brexit'. Está pescando en una enorme piscina de 17,4 millones de votantes que ya optaron por salir de la UE", señaló a Efe Jonathan Tonge, profesor de Política en la Universidad de Liverpool.

El Partido Laborista de Jeremy Corbyn, que mantiene una postura ambigua respecto al "brexit", también retrocede en los sondeos, que le otorgan entre un 16 % y un 21 % de los votos, mientras que el Partido Liberal Demócrata, que defiende sin ambages la permanencia en la UE, eleva su perspectiva electoral hasta cerca del 15 %.

"El país está polarizado, profundamente dividido. Se ha convertido en una cuestión tribal: eres partidario de la permanencia o de la ruptura", indicó a Efe Dennis Novy, profesor del departamento de Economía de la Universidad de Warwick.

"Si tratas de contentar a ambos grupos, acabas por no contentar a nadie", agrega Novy, autor de diversos estudios sobre la sociología del "brexit".

Con los dos principales partidos británicos profundamente divididos sobre la hoja de ruta para el divorcio con la UE, la campaña de las europeas es una oportunidad para que formaciones pequeñas traten de ganar relevancia en el escenario político del Reino Unido.

Les beneficia, además, que las europeas se organizan bajo un recuento de votos proporcional, en lugar del sistema de sufragio directo que se utiliza en las elecciones generales en el Reino Unido, en el que cada circunscripción elige a un solo candidato y que dificulta la aparición de nuevas fuerzas.

El partido del ultranacionalista Farage, que en 2014 ya obtuvo el 27 % de los votos con el UKIP, se perfila como el principal beneficiado de ese escenario.

"No puedes vencer al Partido del Brexit en el terreno del 'brexit', es imposible", sostiene Novy, que destaca que la victoria de los populistas en las europeas de hace cinco años ya provocó que el ex primer ministro conservador David Cameron se acercara a posiciones más euroescépticas para tratar de aplacar al UKIP.

Al otro lado del eje político, el partido Change UK, formado hace pocos meses por antiguos diputados laboristas y conservadores favorables a seguir en el bloque comunitario, no ha levantado el vuelo en las encuestas, que le otorgan una intención de voto del 5 %.

"Están tratando de movilizar al electorado partidario de la permanencia, pero ese terreno está bastante concurrido", señala Tonge.

El Partido Liberal Demócrata y el Partido Verde compiten por ese espacio en Inglaterra y el resto del Reino Unido, mientras que el galés Plaid Cymru y el Partido Nacionalista Escocés (SNP) defienden también una postura europeísta en sus regiones.