Panamá,25º

22 de Nov de 2019

Economía

Varela aumentó los subsidios casi $250 millones en un año, según Contraloría

En 2018, los subsidios ascendieron a $1,603.6 millones, un incremento de 17.4%; y casi alcanza los aportes que hizo el Canal a las arcas del Estado el año pasado. La mayor parte la absorbió la beca universal y 120 a los 65, entre otros

Varela aumentó los subsidios casi $250 millones en un año, según Contraloría

Solo en un año, el gobierno de Juan Carlos Varela incrementó los subsidios en casi $250 millones, revela el informe del contralor publicado a mediados de octubre de 2019 en la página web de la Contraloría General de la República.

Al 31 de diciembre de 2018, el monto de los principales subsidios ascendió a $1,603.6 millones, casi la cantidad de los aportes directos que hizo el Canal al Tesoro Nacional el año pasado, por $1,703 millones.

Mientras que los subsidios otorgados por el Estado en el periodo similar del 2017 fueron de $1,366.2 millones. Al comparar los resultados de ambos años, se observa un aumento de 17.4% en los subsidios del 2018, o un equivalente de $237.4 millones.

De los $1,603.6 millones en subsidios dados el año pasado, la mayor parte la absorbió los programas de la beca universal ($220.5 millones), 120 a los 65 ($163.5 millones), aumento de pensiones en 2011 ($154.3 millones), aporte para sostenibilidad del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) ($140.0 millones), intereses preferenciales ($134.6 millones), 0.8% de los salarios básicos y pagos a jubilados ($118.8 millones), subsidio al gas licuado ($104.7 millones), Fondo para la Equidad y Calidad de la Educación (FECE) ($96.6 millones), subsidio de tarifas (troncal) ($67.3 millones), subsidio tasa de interés (FECI) ($57.9 millones).

También se subsidió a los partidos políticos ($45.0 millones), Fondo Tarifario de Occidente (FTO) ($43.5 millones), Fondo de Estabilización Tarifaria (FET) ($36.5 millones), aporte especial para maternidad y enfermedad ($25.0 millones), Red de Oportunidades ($23.8 millones), Fondo Solidario de Vivienda ($22.6 millones), aporte de intereses del 2% sobre valores del Estado ($20.5 millones), Ángel Guardián ($17.8 millones), programa de Nutrición Escolar ($15.6 millones) y Fondo Gasto de Operacional ($14.4 millones).

A su vez, el documento precisa que los subsidios que mayormente aumentaron fueron los del fondo de financiamiento de microcréditos, partidos políticos, corredor, salarios básicos y pagos a jubilados, 120 a los 65, gas licuado, fondo gasto de operacional, beca universal, actividad agropecuaria y otros.

Para el economista Rolando Gordón, “los subsidios siguen aumentando y no hay una manera de detenerlos”. Destacó que el grave problema de los subsidios es que no han sido evaluados. “No hay un estudio técnico que diga su resultado. Si en verdad, por ejemplo, la beca universal está ayudando a mejorar la calidad de la enseñanza o a un mayor rendimiento de los estudiantes que reciben ese subsidio”, expresó Gordón.

Recalcó que lo importante es que el Estado evalúe cada uno de los subsidios para ver cuáles están dando resultados y cuáles no. Y aunque reconoce que “hay programas como 120 a los 65 que son difíciles de evaluar, hay que ir poniendo ese tope e investigar más cómo se puede restringir a la gente que tiene medios y están recibiendo el beneficio”.

El economista Ramón Rodríguez considera que los subsidios son una “distorsión” de la economía. Al igual que Gordón, piensa que “se tienen que revisar”. Pero también “focalizarse” en temas específicos, con un término, e ir acompañados con un nivel de compromiso y condicionamiento. Consideró que hay subsidios que se deben mantener porque realmente son necesarios y que en toda economía se dan estos apoyos para determinados sectores.

Sin embargo, señaló que se están convirtiendo en un costo fijo para el gobierno y cuando hay déficit fiscal, como es el caso actual, el gobierno, para poder cumplir con los gastos de funcionamiento y los subsidios, tiene que aumentar la deuda pública o restringir las inversiones para obtener recursos .