Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Economía

El oro refinado en Ecuador aumenta las reservas del país en $235 millones 

En la operación se transformaron 4,98 toneladas de oro no monetario recopilado en el país en 160.000 onzas troy (unidad de medida) de oro fino certificado

Precio del oro vuelve a brillar y rebate pronósticos bajistas
.

El Banco Central del Ecuador (BCE) ha concluido el proceso de refinamiento de oro, lo que aumentará las reservas de oro monetario del país en 235 millones de dólares, anunció este lunes la gerente de la entidad, Verónica Artola.

El proceso, que terminó hoy, contó con la participación de una empresa refinadora internacional suiza, considerada una de "las más importantes a nivel mundial", con lo que el metal precioso "ya puede ser contabilizado en la reserva internacional", según la gerente.

En la operación se transformaron 4,98 toneladas de oro no monetario recopilado en el país en 160.000 onzas troy (unidad de medida) de oro fino certificado, concretando un proceso de refinación que de acuerdo al BCE no se había realizado desde hace unos 30 años.

El proceso fue posible gracias a la acción conjunta de la Agencia de Regulación y Control Minero, el Ministerio de Minas y el del Interior, que han "sido un puntal importante para poder hacer un control hacia la siguiente fase, que es la monetización, o refinación, de nuestro oro monetario", explicó Artola.

"Hemos adquirido este oro a pequeños mineros para convertirlo en oro monetario que pueda subir la reserva internacional y sobre todo, que pueda tener un activo muchísimo más líquido dentro del balance del Banco Central", declaró la gerente.

En la actualidad, 325 mineros artesanales y pequeños han pasado las pruebas para poder vender oro al BCE y la institución remunera a estos trabajadores con "el precio justo" de acuerdo a la funcionaria que argumentó que en primer lugar se analiza "el precio que tiene el oro en el mercado internacional y eso es lo que se paga a los mineros".

El BCE adquiere su oro mediante las oficinas de Quito y Machala, siendo esta última una sucursal que complementa a la de la capital ecuatoriana durante este proceso.

Hasta lo transcurrido en este año, el BCE ha invertido 212 millones de dólares en la compra de oro a pequeños mineros.

La conversión a oro monetario y refinado permite al país tener un acceso mayor a "productos financieros que permitan resituar su posición de oro, bajo los principios de seguridad, liquidez y rentabilidad en ese orden", indicó un comunicado de la institución.

Con esta operación se espera que se produzca una "recomposición" del balance del banco y un mensaje positivo a la comunidad internacional, lo que según consideró Artola, "fortalece aún más la dolarización".