Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Economía

La pandemia hunde el comercio de bienes de Panamá, dice la Cepal

Un nuevo informe de la Cepal indicó que hasta mayo de 2020, las exportaciones cayeron 11.5% y las importaciones se deterioraron 25.7% debido al choque de oferta y demanda y  la recesión actual

Puertos mueven 6.5 millones de contenedores
Por Panamá se mueve más del 6% del comercio mundial.Archivo / La Estrella de Panamá

De enero a mayo de 2020, el comercio de bienes cayó a su máxima expresión registrada en los últimos años, de acuerdo con cifras dadas hoy por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Durante los primeros cinco meses de este año el valor de las exportaciones de Panamá cayeron 11.5%, respecto igual periodo del año anterior. Mientras que las importaciones también se deploraron 25.7%.

Con esta cifra, el istmo se ubica como el segundo país de Centroamérica que más vio afectado el envío de bienes a otros destinos por la pandemia de la covid-19 y entre los diez de toda América Latina y el Caribe que más redujo sus importaciones por la crisis.

El dato se desprende del informe especial “Los efectos del COVID-19 en el comercio internacional y la logística”, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), publicado este martes, 11 de agosto.

Además de Panamá, otro país de Centroamérica cuyas exportaciones también se vieron fuertemente golpeadas por la crisis del coronavirus fue El Salvador con una caída de -23.6%, según los número de este estudio.

Por el contrario, reportaron crecimiento las exportaciones de Nicaragua 14.6%, Honduras 2.3%, Costa Rica 2.2 %, Guatemala 3.2% y Honduras 2.3%.

Sin embargo,  la lista de los países de América Latina y el Caribe que más sufrieron contracción en sus exportaciones la encabezan Venezuela -65.0%, Cuba -29.8%, Colombia 25.0%, Perú -25.3%, Bolivia -23.8%, El Salvador -23.6%, Uruguay -21.4%, México -20,8%, Ecuador, -15.2%, Argentina -11.5 % y Panamá -11.5 %, entre otros.

De acuerdo con la Cepal, la contracción del comercio intrarregional se dio en todos los principales bloques de integración económica.

Entre enero y mayo de 2020, el valor de los intercambios en casi todos ellos registró disminuciones interanuales de entre el 20% y el 31%.

Importaciones

El informe de la Cepal también da cuenta de los resultados del valor de las importaciones hasta el quinto mes de este año, cuyos números también son el reflejo de una crisis generada desde inicios de este año a causa se la enfermedad.

De acuerdo con el análisis del organismo, las importaciones de todos los países de la Región tuvieron cifras negativas. El ránking lo lidera Venezuela con un deterioro de las importaciones de -45.1%.

A este le siguen Cuba con -40.7%, Bolivia -37.7%, Nicaragua 28.2%, Panamá -25.7%, Comunidad del Cariibe (Caricom) -25.1%, Ecuador -25.2%, Argentina -23.8%, República Dominicana -21.5%, Chile -20.5%, Paraguay -19.9% entre otros.

El informe precisa que el valor de las importaciones de bienes de la región cayó en total 17.1% durante este periodo, debido a una baja del volumen del 12% y una reducción de los precios del 5%.

De manera general, el valor de las exportaciones e importaciones de bienes se redujo un 17% entre enero y mayo de 2020 en comparación con el mismo período de 2019. Ambos flujos se desplomaron hacia el final del período de cinco meses en 2020, con una caída interanual del 37% en mayo, según el organismo.

Sin embargo, la disminución interanual del volumen del comercio en el bimestre abril-mayo de 2020 fue mucho mayor que en igual período de 2009, durante la crisis financiera: 20% las exportaciones y 25% las importaciones.

En el caso de las exportaciones, ello refleja tanto un choque de oferta (el cierre parcial del aparato productivo) como de demanda (contracción económica en los principales mercados de la región). Mientras que en el caso de las importaciones, su descenso obedece fundamentalmente a la profunda recesión por la que atraviesa la región, con una contracción esperada de su producto del 9.1%.

Impacto en el comercio mundial

El organismo explica en su informe que la rápida propagación de la covid-19 y las medidas adoptadas por los gobiernos han tenido graves consecuencias en las principales economías mundiales.

Se ha interrumpido gran parte de las actividades productivas, primero en Asia y posteriormente en Europa, América del Norte y el resto del mundo, y ha habido cierres generalizados de fronteras. Esto ha dado lugar a un marcado aumento del desempleo, especialmente en los Estados Unidos, con la consecuente reducción de la demanda de bienes y servicios.

En este contexto, en 2020 el producto mundial registraría su mayor contracción desde la Segunda Guerra Mundial (Banco Mundial, 2020).

En esta coyuntura, en mayo de 2020 el volumen del comercio mundial de bienes cayó un 17.7% con respecto al mismo mes de 2019.

Según el informe, la caída en los primeros cinco meses del año fue generalizada, y si bien afectó especialmente a las exportaciones de los Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, China experimentó una contracción menor que el promedio mundial, ya que controló el brote y reabrió su economía relativamente rápido. 

Sin embargo, América Latina y el Caribe es la región en desarrollo más afectada, donde las cadenas de valor mundiales fueron el principal canal de transmisión de los efectos del covid-19 al comercio mundial.

Destaca que las medidas adoptadas por China en enero (cierre temporal de la provincia de Hubei y de las fronteras del país) implicaron la suspensión de exportaciones de insumos para industrias como la automotriz, electrónica, farmacéutica y de suministros médicos.

Una situación que obligó a la paralización por varias semanas de fábricas en América del Norte, Europa y el resto de Asia que no disponían de proveedores alternativos, pues China es el principal exportador mundial de partes y componentes, con un 15% de los envíos mundiales en 2018.

No obstante, a partir de marzo, China reabrió gradualmente su economía y avanzó hacia la normalización de las exportaciones.

Sin embargo, el choque inicial de oferta sobre el comercio mundial se intensificó gradualmente con un choque de demanda, producto de las medidas para minimizar el contagio adoptadas en Europa y posteriormente en América del Norte y el resto del mundo.

La contracción del volumen del comercio mundial de bienes fue cercana al 18.5% en el segundo trimestre de 2020 en comparación con igual período de 2019 según cifras de la OMC, enfatiza la Cepal. 

Así, agrega, la caída durante el primer semestre se habría situado en alrededor del 11%. Ello sugiere que la contracción del comercio mundial en 2020 se ubicaría más cerca del extremo “optimista” del rango que va del -13% (similar a la caída anual en 2009) al -32% proyectado en abril.

Aunque  estas proyecciones dependen claramente de la evolución de la pandemia durante el segundo semestre, particularmente en los Estados Unidos, donde las tasas de contagio siguen en aumento, apuntó.