Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Economía

CSS inicia proceso para finalizar contrato de FCC

La Caja de Seguro Social inició el proceso para finalizar el contrato de la Ciudad Hospitalaria de manera administrativa. FCC interpone un recurso de arbitraje internacional para evitar que se ejecute la fianza de cumplimiento

La pugna entre la Caja de Seguro Social (CSS) y la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) ha llegado a un punto en que Panamá empezó, de forma administrativa, a disolver el contrato de la Ciudad Hospitalaria, obra que tiene cinco años de retraso. La empresa interpuso, por su parte, un recurso internacional contra la CSS para evitar que se ejecute la fianza de cumplimiento que es de $58 millones. El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, exigió respeto a FCC.

En medio de la pandemia, los representantes de la compañía FCC solicitaron a la CSS disolver el contrato.Larish Julio | La Estrella de Panamá

El director de la CSS, Enrique Lau Cortés, informó en una rueda de prensa que el proceso administrativo “nos debe llevar a ir identificando una serie de incumplimientos que el contratista ha tenido en el desarrollo de esta obra, y que me voy a reservar porque forma parte de las estrategias que estamos desarrollando para poder culminar felizmente con esta obra, pero ustedes pueden estar seguros de que nosotros frente a esos desmanes y a esos incumplimientos no nos vamos a quedar indiferentes; no queremos que nuestras palabras sean utilizadas en los foros internacionales y tergiversadas de ninguna manera. Sí les puedo decir que estamos cumpliendo con el debido proceso y el anuncio de haber instruido a mis asesores legales para la resolución administrativa de esto, es parte de ese proceso”.

La Ciudad de la Salud, cuya orden de proceder fue entregada en mayo de 2012, con un costo proyectado de $517,507,127, se contempló como un conjunto de edificios que albergarían especialidades como pediatría, cardiología, medicina interna y consultas materno-infantil. Las obras tienen un avance general del 65%.

La obra tiene el mismo avance de hace cinco años, explicaron las autoridades de la CSS en rueda de prensa.

El proceso legal para finalizar su contrato está empezando.

De ejecutarse la resolución administrativa de la CSS, deberán notificar a FCC y la empresa afianzadora que se inició el proceso. “Estamos empezando la comunicación tanto al contratista como a la afianzadora de que vamos a iniciar el proceso de resolución”, explicó el asesor legal de la CSS, Benicio Robinson, quien detalló que se deben sentar a negociar por 30 días, y la CSS podrá aceptar o negar las pretensiones de la empresa.

Si la CSS mantiene “la intención de la resolución (del contrato), ellos se van a dar por notificados y la afianzadora podrá subrogarse o apelar” ante el Tribunal de Contrataciones Públicas. En el Tribunal de Contrataciones el proceso puede durar hasta un año y luego las partes pueden acudir a la Corte Suprema de Justicia, caso que puede tardar hasta cuatro para ser resuelto.

Por su parte, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo Cohen, exigió respeto a la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas, S.A. que desde 2012 construye la Ciudad de la Salud y que a la fecha no ha sido entregada a la CSS.

En una gira por el distrito de Capira, el mandatario explicó a los periodistas que es importante hablarle a FCC “de frente” para insistirle en que “hay un proceso que se debe cumplir; en este momento de pandemia covid-19, el país está necesitando la Ciudad de la Salud, paralizada en años anteriores”.

El gobernante panameño calificó como “inconcebible” y como “una burla” a los panameños que la empresa FCC esté hablando de deudas millonarias por parte del Gobierno de Panamá, cuando es público que está involucrada en “irregularidades” en anteriores administraciones.

Reclamos

La CSS y FCC llegaron a un acuerdo en febrero, pero según el director de la CSS el acuerdo no fue acogido por la empresa.

Frente a la crisis por la pandemia, el pasado 4 de agosto la CSS –en ejercicio de lo establecido en el contrato– solicitó a la empresa informar y cotizar el costo que tendrían las adecuaciones para la atención de pacientes con covid-19. La respuesta de la española FCC fue que quería un contrato distinto.

Esta petición fue rechazada por Panamá debido a que el contrato original establece que la CSS podía solicitar modificaciones a la obra.

El 25 de agosto la empresa le envió una carta donde le pide la disolución del contrato de construcción de este proyecto, y con eso dar por terminados sus compromisos con la CSS, aduciendo causas de fuerza mayor.

Mientras la CSS espera la cotización para la adecuación de la Ciudad Hospitalaria, la CSS fue demandada por la española FCC ante el Tribunal Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional en París. A la CSS le tocó contratar a una firma para asesorarse y defenderse, lo que le trae costo adicional a la institución.

La CSS le remitió a la empresa FCC una resolución del Ministerio de Salud que autoriza reiniciar los trabajos de adecuaciones en las instalaciones que están paralizadas desde hace cinco años, cuando debió entregarse esta obra.

Las autoridades de Salud y de la CSS necesitaban habilitar en la Ciudad de la Salud 84 camas para cuidados intensivos, 20 camas para una unidad de cuidados respiratorios especiales y 150 camas para una sala de pacientes de moderados a severos con covid-19.