04 de Dic de 2021

Economía

La Cámara de Turismo de Panamá pide 'apoyo urgente' al Gobierno por la crisis

Camtur planteó al Ejecutivo que prorrogue seis meses más a partir del próximo 1 de enero la suspensión de los contratos labores del sector para evitar despidos masivos

Ernesto Orillac
El presidente de la Cámara de Turismo de Panamá, Ernesto Orillac.EFE

La Cámara de Turismo (Camtur) de Panamá dijo este miércoles que "necesita el apoyo urgente" del Gobierno para sortear la grave crisis que atraviesa el sector por la pandemia en curso, que ha impedido su reactivación tras el levantamiento de las restricciones que rigieron por más de seis meses.

Solo cerca "de un 25 % de los contratos" laborales en el sector "se han reactivado" tras la apertura del pasado 12 de octubre, "y es muy complicado que todas las empresas abran" debido a la baja demanda de los servicios turísticos, dijo el presidente de la Camtur, Ernesto Orillac.

Y no será hasta el primer semestre del 2021 "que se empiece a incrementar en un 40 % o 50 % el tránsito de visitantes" por Panamá, añadió Orillac, por lo que Camtur planteó al Ejecutivo que prorrogue seis meses más a partir del próximo 1 de enero la suspensión de los contratos labores del sector, el mecanismo adoptado en el país que busca evitar despidos masivos.

"Sin una extensión de la suspensión de contratos, no podrán abrir más del 50 % de las empresas turísticas y tendrán que cerrar más del 30 % de las que pudieron abrir y están operando, lo que pondría en riesgo más de 65.000 empleos directos y más de 100.000 indirectos", dijo la Camtur en un comunicado.

Las empresas turísticas, añadió, "necesitan reorganizarse para poder subsistir y mantener la mano de obra, de la que dependen miles de familias panameñas".

El turismo aporta $4,000 millones, un 14 % del PIB de Panamá, y genera unos 45,000 empleos, y durante el cierre total que rigió entre marzo y el pasado 12 de octubre el sector perdió unos $12 millones diarios, según las cifras del gremio.

En el primer semestre de este año, el producto interno bruto (PIB) de Panamá cayó un 18,9 %, y la actividad económica de la categoría de "hoteles y restaurantes" se derrumbó un 40 % en ese período, llegando a -79,2 % en el segundo trimestre del año, según las estadísticas oficiales.