Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Economía

La pandemia obliga a las compañías reinventar su relación con el recurso humano

Así lo sugiere el informe Tendencias Talento 2021 que detectó las tres grandes líneas de transformación del talento en las empresas este 2021

La disrupción de la covid-19 ha establecido un antes y un después en la relación empresa-trabajado que obliga a "las compañías  reinventarse para gestionar el talento", en una agenda laboral marcada hasta ahora por la inteligencia artificial y la automatización, revela el informe Tendencias Talento 2021 de LLYC.

La pandemia obliga a las companias a reinventar su relacion con el recurso humano
La agenda laboral está marcada hasta ahora por la inteligencia artificial y la automatización.Archivo | La Estrella de Panamá

En este sentido, el trabajo también detectó tres grandes líneas de transformación del talento humano en las empresas para este 2021: Competencias digitales, relaciones más flexibles entre compañías y trabajadores y mantener la cultura de la empresa en un contexto de teletrabajo.

La primera ya venía marcada por la digitalización, pero se ha acentuado todavía más; y tiene que ver con la necesidad de priorizar las competencias digitales upskilling (perfeccionamiento) y el reskilling (recapacitación) de los empleados, ya sea para generar ventajas competitivas en el mercado, para responder a la perspectiva de carreras más longevas o para facilitar herramientas de liderazgo a unos managers perdidos en la deslocalización del trabajo.

El segundo gran cambio se centra en el establecimiento de nuevos modelos de relación más flexibles entre compañías y trabajadores, aún demasiado anquilosados en el pasado y con poca capacidad de respuesta para prioridades actuales de los empleados como la salud mental, el equilibrio entre la vida personal y profesional o la reivindicación de los perfiles senior.

El tercero pone el foco en la importancia creciente de la comunicación en un contexto en el que el teletrabajo y la previsión de modelos híbridos puede conllevar en el medio plazo una destrucción de la cultura y del tejido social interno de las compañías, y en el que el activismo creciente de los empleados en determinadas causas puede generar importantes brechas de la confianza.

“Este es un momento clave para el futuro de las compañías y la relación con el talento debería estar en el centro de las decisiones que se tomen. En concreto, es necesario que repensemos y reforcemos la cultura en un contexto de desincronización y deslocalización, que apostemos por la formación como una clave para obtener ventajas competitivas y que generemos lazos de comunicación más sólidos con el activismo creciente entre los empleados”, expresó David González Natal, socio y director Senior de Engagement de LLYC.

El informe también identificó las diez tendencias que marcarán el talento en 2021: Empleado activista, empleado eterno, continuos aprendices, los nuevos managers, del employee experience al life experience (de la experiencia del empleado a la experiencia de vida), del dónde al cuándo (del Where al When), del trabajo remoto al trabajo híbrido, salud mental en la empresa, innovación colectiva y talento senior para la resiliencia. Tendencias del talento 2021.