28 de Sep de 2021

Economía

Pandemia 'reducirá fuertemente el tránsito por el Canal'

La crisis sanitaria por la covid-19 "prácticamente ha detenido la economía global", señala un estudio el economista Armando Sempris

Panorámica Panamá
La economía de Panamá fue fuertemente golpeada por la pandemia.Aris Martínez | La Estrella de Panamá

Un reciente informe económico destaca que "la pandemia de la covid-19 prácticamente ha detenido la economía global, en la que todas las economías del mundo se encuentran sufriendo los efectos del detenimiento de la actividad para contener el virus y salvar vidas".

Y "ante un escenario de mucha incertidumbre (por la pandemia), el panorama para el continente americano en general, y para Panamá en particular, no es alentador", concluyó en un reciente informe, el economista y jefe del Departamento de Demografía del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de la Contraloría General de la República, Armando Sempris Sotillo.

En el informe del Centro Internacional para el Desarrollo Sostenible (CIDES) y el Colegio de Economistas de Panamá (CEP), el economista analiza el panorama socioeconómico de Panamá frente a la covid-19 antes de la pandemia y lo que se podría esperar en un contexto donde el virus todavía persiste. 

Sempris señaló que las previsiones apuntan a un fuerte impacto en el comercio global generado por las condiciones restrictivas de la pandemia, lo cual  "para Panamá, este efecto reducirá fuertemente el tránsito en el Canal".

Sustentó en que, por ejemplo, los pronósticos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), apuntan a una caída del comercio global de entre 13% y 32% (OMC, 2020), la cual será especialmente fuerte para el comercio de servicios.

Las exportaciones en América del Norte podrían tener una contracción de entre el 17% y el 40%, y en América del Sur entre 12% y 31%. En cuanto a las importaciones, la contracción será de entre 14% y 34% en América del Norte y entre 22% y 44% en América del Sur.

En sus consideraciones finales, destacó que Panamá apostó por aplicar una cuarentena general, lo cual produjo un choque de oferta (que se origina en las restricciones de la fuerza laboral y en el cierre de negocios en distintos) y un choque de demanda a lo largo de la economía; y, a consecuencia de estos dos, se generaron una serie de efectos de segundo —e incluso tercer— orden que se transmiten por la economía global.

"El choque de demanda está relacionado al primero, ya que al cerrar negocios y perder empleos, la demanda agregada en la economía cae. El efecto combinado de los dos es una fuerte recesión, que se ve reflejada en los distintos pronósticos de las instituciones internacionales financieras alrededor del mundo", expresó Sempris.

Para Sempris, los proyectos de Estado y la planificación son fundamentales para impulsar la economía. "Aquí deben entrar a funcionar las políticas económicas que el Gobierno Nacional tiene para detener la caída y, en el mejor de los casos, hacer que repunte la economía. Esto implica poner a funcionar los proyectos gubernamentales detenidos, y el resto lo harán los agentes económicos", dijo.

Sin embargo, advirtió que "los recursos obtenidos mediante deuda y ahorros pueden ser insuficientes si la crisis se prolonga, especialmente con la pérdida de recaudación".

En este contexto, "es predecible que el balance fiscal en Panamá se deteriore y que la deuda, como proporción del PIB, se incremente de forma significativa y regrese a niveles no vistos desde 2006, cuando el país comenzó a disminuir de forma significativa sus niveles de endeudamiento", puntualizó.

De acuerdo con Sempris, su análisis "no" pretende estimar cuántos contagios habrá, o cuantas personas podrán fallecer y/o recuperarse, sino estimar el efecto sobre el Producto Interno Bruto (PIB) y cómo podría cerrar el crecimiento económico.

Mencionó que el PIB de Panamá se estima creció un 3.0% en 2019. Mientras que el PIB anual del 2020 cayó 17.9%, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC). 

El Consumo y las Inversiones, privadas y públicas, representan los mayores componentes que abonan al PIB; pero la pandemia ha provocado una paralización en la mayoría de los agentes económicos —con las excepciones conocidas—, y esto podría mermar dicho crecimiento para el 2020 en un 0.5%.

Los datos oficiales del Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) indicaban un crecimiento antes de la pandemia, de 2.68% a enero de 2020. Pero para agosto de 2020 se evidenciaba un decrecimiento de 3.29%, cifra no vista en más de 20 años, según datos de INEC de 2020.