26 de Nov de 2022

Economía

El Plan Solidario se extiende, pero ¿qué pasa con los empleos?

La economía, en estado delicado, requiere una descarga de políticas laborales serias

El presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, señaló que el plan Panamá Solidario (bono de $120) se extiende hasta el 31 de diciembre de 2021, pero ahora está condicionado a realizar 24 horas de trabajo comunitario o participar en cursos de capacitación laboral ofrecidos por el Inadeh. Lo anterior, más que tranquilidad, generó incertidumbre por la falta de una estrategia clara de reactivación laboral.

Cuando hablamos de “reactivación laboral” no debemos pensar en la reactivación de contratos suspendidos como la solución a la crisis laboral. La economía, en estado delicado, requiere una descarga de políticas laborales serias, de la misma manera que un paciente de paro cardiaco requiere un desfibrilador. Debemos como ciudadanía comprender que la verdadera reactivación conlleva la creación de nuevas plazas de trabajo, el mejoramiento de plazas de trabajo existentes e impulsar el empleo formal.

Algunas iniciativas para considerar:

1- Incentivar el empleo formal en las pymes mediante un programa de exoneración total o parcial de cuotas obrero-patronales de forma temporal y así recontratar a más personal con menos gasto de capital. Estas cuotas las puede asumir el Estado de forma temporal para reactivar plazas de empleo e inyectar más dinero a circular en la economía.

2- A las empresas grandes e industrializadas dar la opción de establecer seguros de vida, médicos privados y de accidente profesional que cubran al trabajador y sus dependientes registrados, a cambio de recibir una exoneración o descuento en su cuota obrero patronal. En el caso de un periodo de desempleo que el Estado aporte una contribución mínima y así garantice la atención médica.

3- Establecer en la legislación renglones de compensación nuevos dirigidos a productividad y que no conlleven cargas obrero-patronales tales como beneficio para vivienda o alquiler, prima por resultados.

4- Becas y aportes de colegiatura. Si una empresa hoy desea aportar o contribuir con la colegiatura o gastos educativos de los hijos de sus trabajadores, esto se considera salario en especie por la CSS y la DGI, lo que al final encarece el beneficio y no incentiva la inversión por parte del capital.

5- Establecer planes de pensiones privadas para trabajadores en vez del sistema de jubilación estatal. Implementar un sistema donde la empresa establece un plan de jubilación o pensión privada que iguala las contribuciones del trabajador y pueda ser exonerada en su cuota obrero patronal. Este plan sería del trabajador e independientemente de que cambie de empleo podrá seguir haciendo contribuciones. En el caso de un periodo de desempleo, que el Estado aporte una contribución mínima, garantizando estabilidad al ciudadano cuando su capacidad de laborar cese.

6- Es importante la transparencia en la información de carácter laboral que se le facilita al capital extranjero que busca invertir.

7- Legalizar los contratos eventuales, ya que existen actualmente personas que mantienen uno o más trabajos informales sin ningún tipo de garantía. Este tipo de relación de trabajo servirá para cubrir una necesidad transitoria de corta duración dentro de la actividad principal y genera experiencia para las nuevas generaciones.

Estas y otra iniciativas deben ser implementadas por el Ejecutivo, y en caso de que no funcionen rápidamente, modificarlas o variarlas hasta dar con un sistema acorde con nuestra situación como país.