28 de Sep de 2021

Economía

La pandemia golpea con fuerza la inversión extranjera directa en Panamá, según la Cepal

La crisis ha afectado significativamente la economía de las empresas a nivel mundial incluyendo las que están establecidas en Panamá

Panorámica Panamá
La pandemia h golpeado con fuerza la economía de Panamá.Aris Martínez | La Estrella de Panamá

La pandemia de la covid-19 causó un fuerte impacto negativo en la inversión extranjera directa (IED) de la América Latina y el Caribe, golpeando con mayor fuerza a Panamá.

Así se desprende del estudio anual La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2021 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), publicado el pasado 5 de agosto.

"La razón primordial de la caída en la inversión extranjera directa es por la pandemia que ha afectado significativamente la economía de las empresas a nivel mundial incluyendo las que están establecidas en Panamá, lo que ha tenido impacto en la capacidad de inversión de éstas”, expresó el economista Fernando Aramburú-Porras.

De acuerdo con el informe, América Latina y el Caribe recibió en 2020 el monto más bajo de inversión extranjera directa registrado en la última década y el descenso interanual solo es comparable al de 2009, cuando las entradas se redujeron un 37.1% producto de la crisis financiera internacional.

El documento precisa que en un contexto de grave crisis sanitaria, económica y social por la covid-19, la región recibió $105.480 millones en concepto de inversión extranjera directa en 2020, 34.7% menos que en 2019, 51% menos que el récord histórico alcanzado en 2012 y el monto más bajo desde 2010.

Con estos resultados "se concreta un segundo año consecutivo de caída (de la inversión extranjera directa en la región), en un contexto de estancamiento de las entradas de inversiones que se constatan desde la segunda mitad de la década de 2010, destaca la Cepal.

Además, el efecto de la pandemia en la IED fue mayor que su impacto en el PIB, lo que determinó que la participación de la IED en el PIB fuera únicamente del 2.5% en 2020, cuando en el promedio de la década de 2010 alcanzó al 3.5%.

Este panorama del  impacto de la pandemia en la IED fue extendido en toda la región. En América del Sur (-40.4%), en el Caribe (25.5%), y en Centroamérica (-89.4%), las entradas de IED se redujeron en todos los países.

El caso más notorio en esta subregión fue el de Panamá (140.5%), que tras una década de recibir cada vez más inversiones, en 2020 registró entradas negativas de capitales, de –140.5% en todos los componentes de la IED, aunque el mayor peso en la cifra total se debió a las entradas negativas en préstamos entre empresas, destaca la Cepal.

Así, en 2020 ingresaron a Panamá $2,388 millones de dólares por concepto de IED, lo que representa unos $8,280 millones de dólares menos que en 2019. A Panamá, le siguen Honduras -76.3%, Salvador -68.4%, Nicaragua -63,8%, Guatemala -6.1% y Costa Rica -22.7%.

Solamente cinco países recibieron más capitales extranjeros en 2020, un año afectado en su mayor parte por la pandemia, en comparación con 2019.

Estos países fueron las Bahamas y Barbados en el Caribe, el Ecuador y el Paraguay en América del Sur, y México, el segundo mayor receptor de la región después del Brasil. La pronunciada caída de las entradas de IED en el Brasil (-35,4%) y el aumento en México (6,6%) determinaron un acercamiento en la participación de ambos países como destino de la IED que no se había visto en los últimos años (un 42% en el caso del Brasil y un 30% en el de México).