06 de Dic de 2021

Economía

FAO pide a los países estar alerta ante la nuevas amenazas de las enfermedades animales con covid-19

Entre las principales enfermedades animales actuales que amenazan la seguridad alimentaria y los medios de vida, se encuentra la peste porcina africana

La FAO considera que la salud animal es fundamental para la seguridad alimentaria y nutricional y para lograr muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los relacionados con la mejora de la producción, la erradicación de la pobreza, l
La FAO considera  la salud animal  fundamental para la seguridad alimentaria y nutricional y para lograr muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.Cedida

Mientras que la enfermedad del coronavirus Sars-CoV-2 (covid-19) se propaga principalmente de persona a persona, los especialistas advierten que también puede propagarse de personas a animales, aunque las posibilidades se consideran bajas.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  Qu Dongy, instó a los países del mundo estar alerta a las nuevas amenazas de las enfermedades animales con covid-19, y a mantener  una mayor vigilancia.

El alto representante de las Naciones Unidas se refirió al respecto este viernes, 22 de octubre, al lanzar el nuevo sistema mundial de información sobre enfermedades animales: EMPRES-i +.

Destacó que en un mundo globalizado e hiperconectado como el que existe hoy en día permite la rápida propagación de enfermedades a través de las fronteras, por ende "necesitamos priorizar y fortalecer el sector de la salud animal".

Datos  actualizados de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos indican que con base a la información disponible a la fecha, "el riesgo de que los animales transmitan el Sars-Cov-2 (covid-19) a las personas se considera bajo".

"Algunos coronavirus que infectan a los animales se pueden transmitir a las personas y luego entre las personas, pero esto es poco frecuente. Esto es lo que sucedió con el Sars-Cov-2, que probablemente se haya originado en murciélagos".

De acuerdo con el Centro, "por el momento no existe evidencia de que los animales tengan un papel importante en la propagación del Sars-Cov-2, el virus que causa el covid-19, a las personas". Sin embargo, advierte que "las personas pueden transmitirles" la enfermedad a los animales, especialmente durante el contacto cercano.

"Hay notificaciones de animales infectados por el Sars-CoV-2 documentados en todo el mundo. Muchos de estos animales se infectaron después de entrar en contacto con personas con covid-19, como sus dueños, cuidadores u otras personas con las que tuvieron contacto cercano".

No obstante, dicen  todavía no saber si todos los animales se pueden infectar, por lo que recomiendan a las personas con covid-19 confirmado o presunto, evitar tener contacto con animales, incluidas las mascotas, el ganado y la vida silvestre. 

Precisó que se han  reportado infecciones con covid-19  en animales de compañía, incluidos gatos y perros domésticos y hurones; animales en zoológicos y reservas, incluidos varios tipos de felinos grandes, nutrias y primates no humanos, visones de criadero, venados de cola blanca silvestres en varios estados de los Estados Unidos.

"Aún estamos aprendiendo acerca de este virus, pero sabemos que puede propagarse de personas a animales en ciertas situaciones, especialmente durante el contacto cercano", enfatizó.

Priorizar la salud animal 

En este contexto, dijo que los sistemas de inteligencia sobre enfermedades deben ser mucho más eficientes en la captura de macrodatos, mucho más sensibles para detectar eventos inusuales y tener la capacidad de compartir información rápidamente.

"Los sólidos sistemas nacionales e internacionales de sanidad animal son fundamentales para prevenir enfermedades, garantizar alimentos seguros y nutritivos y proteger los intereses de los agricultores", afirmó el director general de la FAO.

Entre las principales enfermedades animales actuales que amenazan la seguridad alimentaria y los medios de vida, se encuentra la peste porcina africana, que según el Banco Asiático de Desarrollo, ya ha causado pérdidas en la región de entre $55 mil millones y $130 mil millones, y recientemente también ha llegado a las Américas.

Según datos de la FAO, la enfermedad se encuentra en todos los continentes del mundo y ya afecta a más de 50 países. El pasado 28 de julio, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) notificó el primer caso de peste porcina africana confirmado en América, en República Dominicana. Desde entonces Panamá mantiene una alerta zoosanitaria por la enfermedad.

De acuerdo con Qu, el nuevo sistema basado en la web ayudará mejor a los países a identificar y mitigar las amenazas graves de enfermedades animales, ya que la pandemia de la covid-19 destacó los desafíos y la importancia de la alerta temprana.

EMPRES-i + reemplaza una versión anterior, EMPRES-i, que se lanzó por primera vez en 2004 y ha sido ampliamente utilizada por cientos de partes interesadas, desde comunidades locales hasta socios de desarrollo global.

La FAO considera que la salud animal es fundamental para la seguridad alimentaria y nutricional y para lograr muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los relacionados con la mejora de la producción, la erradicación de la pobreza, la erradicación del hambre y la garantía de una vida sana para todos. Su trabajo en salud animal es parte de un enfoque integrado de una sola salud que se centra en la gestión de riesgos en las interfaces entre animales, humanos y plantas.

Qu vinculó la importancia del lanzamiento del nuevo sistema al Día Mundial de la Información sobre el Desarrollo de las Naciones Unidas el 24 de octubre, y destacó cómo se puede aprovechar el poder de la tecnología de la información para alcanzar los objetivos de la FAO, de mejorar la producción, mejor nutrición, mejor medio ambiente y una vida mejor para las personas. todo, sin dejar a nadie atrás.

“El nuevo EMPRES-i + subraya el valor de los sistemas de información de alerta temprana para mejorar las vidas y los medios de subsistencia. Pero esto solo se puede lograr mediante el intercambio colectivo de información y la acción temprana ”, puntualizó Qu.