Temas Especiales

19 de Ene de 2022

Economía

El Banco Central de Brasil reduce las proyecciones de crecimiento en 2021 y 2022

De acuerdo con un sondeo que el propio Banco Central hizo la semana pasada, los economistas del mercado proyectan para 2021 un crecimiento del 4,61%

El Banco Central de Brasil reduce las proyecciones de crecimiento en 2021 y 2022
Vista de la sede del Banco do Brasil, en una fotografía de archivo.EFE/Joédson Alves

El Banco Central redujo sus proyecciones para el crecimiento de Brasil tanto en 2021 como en 2022 y ahora prevé que la mayor economía de América Latina crecerá este año un 4,4 %, frente al 4,7 % inicialmente calculado, y el próximo tan sólo un 1,0 %, la mitad del 2,1 % esperado.

La revisión a la baja de las proyecciones para el Producto Interior Bruto (PIB) del país constan en el nuevo Informe Trimestral de Inflación divulgado este jueves por el organismo emisor y en el que la entidad admite que el índice de precios doblará la meta que se impuso para 2021 y también amenaza la meta de 2022.

De acuerdo con un sondeo que el propio Banco Central hizo la semana pasada, los economistas del mercado proyectan para 2021 un crecimiento del 4,61 %, con lo que Brasil recuperará la retracción histórica que sufrió en 2020, cuando su economía se hundió un 3,9 % afectada por la pandemia de la covid, y para 2022 una ligera subida del 0,50 %, insuficiente para garantizar una retomada sustentable.

La continuidad de la recuperación está amenazada por la actual recesión técnica que vive el país, ya que hasta septiembre la economía encadenó dos trimestres de crecimiento negativo, y por factores como la inflación fuera de control, que ya alcanza el 11 % interanual, y el desempleo aún elevado, del 12 %.

"Sorpresas negativas en datos recientemente divulgados, nuevas elevaciones de la inflación, parcialmente asociadas a choque de oferta, y el aumento del riesgo fiscal empeoran los pronósticos de crecimiento para 2021 y para 2022", asegura el documento del Emisor.

Como el Banco Central viene elevando los intereses para intentar frenar la inflación y los tipos ya están en su mayor nivel en cuatro años, el aumento del costo del dinero también amenaza el desempeño económico en 2022, año que será de incertidumbre por las elecciones presidenciales y por la grave crisis hídrica del país.

En el informe divulgado este jueves, el emisor admitió que la retracción del 0,1 % registrada por el PIB brasileño en el tercer trimestre no estaba esperada y que los indicadores de octubre también muestran un retroceso de la economía.

AGRICULTURA Y SERVICIOS IMPULSARÁN CRECIMIENTO DE 2021

El Banco Central considera que la recuperación de este año será impulsada por el buen desempeño del sector agropecuario, que ha registrado un crecimiento histórico, y por la normalización de las actividades del sector servicio tras el fin de las restricciones a la movilidad impuestas para hacer frente a la pandemia.

La entidad agregó, no obstante, que sus pronósticos para el PIB están condicionados a que la pandemia siga cediendo con el avance de la campaña de vacunación, a la reducción de los actuales niveles de incertidumbre económica y a la ausencia de nuevas dificultades fiscales, coyunturales o estructurales que puedan empeorar las trayectorias esperadas de la deuda y del déficit fiscal.

En su informe el Banco Central confirmó sus proyecciones de que Brasil terminará 2021 con una inflación del 10,2 % y que el índice de precios bajará al 4,7 % en 2022 y al 3,2 % en 2023.

Esa previsión indica que la inflación de 2021 será la mayor desde 2015 (10,67 %) y que el índice doblará la meta que el Emisor se había impuesto para este año, que es del 3,75 % con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales, es decir que podía llegar hasta un máximo de 5,25 %.

Para 2022 el emisor se impuso una meta de inflación de 3,5 %, con margen de tolerancia de 1,5 puntos (puede variar entre 2,0 % y 5,0 %), por lo que la nueva previsión (4,7 %) ya se acerca al techo.